viernes. 10.07.2020
El tiempo
Navarra Digital

El Centro Recreativo Guelbenzu de Pamplona abre mañana con piscina reformada y medidas contra el COVID-19

La consejera Esnaola ha visitado las instalaciones en las que se ha remodelado la piscina para adecuarse a la normativa foral

Reapertura de las instalaciones del Centro Recreativo Guelbenzu.
FOTO: GOBIERNO DE NAVARRA
Reapertura de las instalaciones del Centro Recreativo Guelbenzu. FOTO: GOBIERNO DE NAVARRA
El Centro Recreativo Guelbenzu de Pamplona abre mañana con piscina reformada y medidas contra el COVID-19

El Centro Recreativo Guelbenzu de Pamplona / Iruña reabrirá sus puertas mañana miércoles, 1 de julio, para sus abonados y abonadas. La campaña de verano, que se prolongará hasta el 30 de septiembre, trae consigo la novedad de la remodelación en el vaso de la piscina.

Además, y atendiendo a la excepcionalidad del momento, se ha diseñado un protocolo para el uso de las instalaciones. De esta forma, el aforo se limita a un máximo de 450 persona que supone un 75% de la capacidad; no será preciso establecer turnos para acceder a la zona verde, pero sí será necesario un sistema de reservas, similar al que ya se aplica para el frontón, para el uso de calles de la piscina para nadar, para jugar a pelota y para el gimnasio. En los tres casos se ha determinado un límite de 55 minutos por persona y día.

Asimismo, el uso de la mascarilla será obligatorio para acceder y transitar por el interior de las instalaciones, mientras que no será necesario para estar en la zona verde o practicar ejercicio, siempre y cuando se respete la distancia de seguridad de 1,5 metros.

A partir del día 1 de julio, únicamente se permite el acceso a las personas abonadas, sin que se vayan a vender entradas diarias o pases quincenales; los menores de 8 años deberán estar permanentemente acompañados; y deberán seguirse los itinerarios marcados en el suelo.

Obras de remodelación en la piscina

El Centro Recreativo Guelbenzu, ubicado en la calle Juan María Guelbenzu, de la capital navarra, ha permanecido cerrado desde el pasado 20 de diciembre cuando el temporal destrozó la cubierta de la piscina. En este tiempo se ha acometido la obra de reforma de la piscina para adecuarla a la normativa foral de condiciones higiénico sanitarias y de seguridad.

La consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esanaola, ha comprobado el resultado de las obras que han consistido en la renovación de los revestimientos del vaso de la piscina de nado polivalente, levantado y picado del mismo y reposición con piezas nuevas. Así mismo, se han renovado los equipos de depuración con nuevas bombas de recirculación, válvulas, y contadores dejando la instalación dispuesta para su uso.

La autoría de la remodelación, que ha supuesto un coste de 263.659 euros, es del arquitecto Javier Chocarro y la empresa que ha llevado a cabo la obra es Baluarte Construcción y Reformas.

El proyecto para la colocación de la nueva cubierta para la piscina en el último trimestre del año está actualmente en fase de licitación.

Comentarios