viernes. 07.08.2020
El tiempo
Navarra Digital

Educación abre un proceso de diálogo social para recoger aportaciones al Plan de Contingencia del curso 2020-2021

El Departamento se reúne con la Mesa de Padres y Madres de Navarra y coincide con las apymas en la necesidad de garantizar el regreso a las aulas del alumnado

Niños, educación.
IMAGEN DE ARCHIVO
Niños, educación. IMAGEN DE ARCHIVO
Educación abre un proceso de diálogo social para recoger aportaciones al Plan de Contingencia del curso 2020-2021

El Departamento de Educación del Gobierno de Navarra ha abierto, con la celebración hoy martes de una nueva reunión de la Mesa de Padres y Madres de Navarra, un proceso de diálogo social con todos los sectores de la comunidad educativa con el objetivo de incorporar sus aportaciones al borrador de Plan de Contingencia para el curso 2020-2021 en el que el departamento está trabajando.

A la reunión de la Mesa de Padres y Madres de Navarra, la tercera convocatoria de este órgano en lo que va de curso escolar, han asistido presencialmente representantes de las apymas Herrikoa, Britila, Fapacena y de la Federación de Ikastolas de Navarra (NIE) y a través de videoconferencia han estado presentes Concapa y Sortzen.

El consejero de Educación, Carlos Gimeno, les ha expuesto que en este momento y dada la inexistencia de certezas sobre el desarrollo a futuro de la pandemia por COVID-19 es imprescindible trabajar en varios escenarios distintos para el curso 2020-2021. De hecho, el Departamento de Educación tiene ya un borrador de Plan de Contingencia en el que se plantean alternativas que buscan garantizar el derecho a la educación del alumnado y la máxima seguridad sanitaria en todos los centros educativos.

El consejero Gimeno trasladó días atrás a la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, el criterio básico de este plan: garantizar la recuperación de la docencia presencial de todo el alumnado, con especial atención a los ciclos de Infantil y Primaria y al alumnado con necesidades educativas especiales. El consejero ha reiterado a las apymas navarras la especial relevancia de consensuar el derecho básico a la educación en un momento como el actual y se ha comprometido a tener listo antes del verano el Plan Marco de Contingencia y a ponerlo en conocimiento de toda la comunidad educativa para ajustar en julio y agosto las actuaciones necesarias en los centros.

Según ha explicado, el Departamento trabaja en ámbitos como los de la organización escolar adaptada a la pandemia (distribución de espacios, cálculo de recursos personales, organización de las enseñanzas, actividades complementarias), la formación en competencias digitales de profesorado y alumnado, la actualización de las programaciones didácticas o planes de acción tutorial a distancia.

Las asociaciones de padres y madres han coincidido en destacar el valor insustituible de la educación presencial y han pedido al Departamento que trabaje para garantizar el regreso a las aulas del mayor número posible de alumnos y alumnas, especialmente de los ciclos de Infantil y Primaria y del alumnado con necesidades educativas especíales. También se han mostrado partidarias de explorar medidas que faciliten la conciliación de las familias y en ese sentido han indicado que se deberían ofertar los servicios complementarios de transporte y comedor, cumpliendo siempre las exigencias sanitarias que se establezcan en cada momento.

A la reunión han asistido también el director general de Educación, Gil Sevillano, y el presidente del Consejo Escolar de Navarra, Manuel Martín.

El Departamento de Educación mantendrá esta semana nuevas reuniones con otros sectores de la comunidad educativa dentro de un proceso de diálogo social en el que se van a recoger aportaciones al Plan marco de Contingencia que estará definido antes del verano.

Comentarios