martes. 02.06.2020
El tiempo
Navarra Digital

Laura Valle, bióloga y bioquímica por la Universidad de Navarra, premio a la mejor investigadora CIBERONC 2020

El Área de Cáncer del Centro de Investigación Biomédica en Red reconoce su trayectoria científica en la última década

 

Laura Valle.
FOTO: UNIVERSIDAD DE NAVARRA
Laura Valle. FOTO: UNIVERSIDAD DE NAVARRA
Laura Valle, bióloga y bioquímica por la Universidad de Navarra, premio a la mejor investigadora CIBERONC 2020

Laura Valle, graduada en Biología y Bioquímica por la Universidad de Navarra, ha recibido el Premio a la Mejor Investigadora CIBERONC 2020, que concede cada año el Área de Cáncer del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER). Esta distinción reconoce los méritos de mujeres científicas y para ello se consideran las cinco mejores publicaciones, tres proyectos liderados y la contribución a la investigación oncológica durante la última década.

La alavesa Laura Valle trabaja en el Instituto Catalán de Oncología (IDIBELL) -Programa de Cáncer Hereditario- y su investigación se centra en mejorar el diagnóstico, pronóstico y tratamiento de las personas que tienen riesgo de desarrollar cáncer. “Entre nuestras contribuciones más relevantes se encuentran la identificación de FAN1 y BRF1 como posibles genes causales de cáncer colorrectal hereditario. También la caracterización molecular y clínica de varios síndromes de este tipo de cáncer, lo que ha tenido un impacto muy relevante en su traslación al diagnóstico y asesoramiento genéticos”, añade la investigadora. 

“Para mí es un honor recibir este reconocimiento, como investigadora y como mujer, dos facetas de mi vida de las que me siento muy orgullosa. El trabajo en investigación no es sencillo, por eso te sientes motivada cuando se reconoce el esfuerzo”, señala.

 

Mujeres y ciencia: perseguir las metas profesionales

 

Laura Valle anima a las mujeres científicas a perseguir sus metas profesionales con liderazgo. “Como profesional, mujer y madre, animo a todas aquellas mujeres a las que la ciencia y la investigación les apasione; que no se rindan, que merece la pena el esfuerzo. Es clave el apoyo familiar y el equilibrio profesional en casa, y a medio/largo plazo es muy reconfortante ver que los hijos están orgullosos porque su madre trabaja para curar o al menos mejorar la vida de las personas con cáncer”.

La bióloga y bioquímica señala como referentes científicos a todas aquellas personas que le han acompañado en su desempeño formativo y profesional, tanto en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, la Universidad de Ohio y la Universidad de Navarra. “Mi paso por la Universidad de Navarra fue clave para definir mi carrera investigadora. Fue una etapa muy bonita, me entusiasmaban las asignaturas y eso hacía el estudio mucho más fácil. Durante la carrera tomé un contacto cercano con la genética, ahí le cogí “el gustillo”, y es lo que definió los siguientes pasos en mi carrera”, subraya.

Comentarios