viernes. 14.08.2020
El tiempo
Navarra Digital

Navarra prepara un plan específico para organizar e impulsar el cicloturismo en la Comunidad Foral

El sector y la ciudadanía podrán hacer aportaciones al documento hasta el 15 de agosto

Una niña atraviesa  en bici una de las rutas ciclables.
FOTO: GOBIERNO DE NAVARRA
Una niña atraviesa en bici una de las rutas ciclables. FOTO: GOBIERNO DE NAVARRA
Navarra prepara un plan específico para organizar e impulsar el cicloturismo en la Comunidad Foral

La Dirección General de Turismo, Comercio y Consumo está elaborando un plan específico sobre cicloturismo, una de las principales apuestas de Navarra en materia turística. El objetivo que persigue el documento es ordenar las distintas actuaciones llevadas a cabo en los últimos años en la materia e impulsar el turismo en bicicleta.

El documento, todavía en fase de elaboración, está abierto a la participación ciudadana. En este sentido, tanto las entidades y empresas del sector turístico y deportivo, como los clubes cicloturistas y cualquier persona a título personal podrán hacer aportaciones hasta el 15 de agosto, a través del correo electrónico dpt@navarra.es.

El plan quiere analizar tanto la oferta cicloturista navarra como la demanda actual y potencial de esta modalidad turística, en auge en los últimos años. De hecho, el cicloturismo es una de las prioridades del Plan Estratégico de Turismo 2018 – 2025. Cabe destacar que, según la Federación europea de ciclistas, el ciclismo genera unos  beneficios totales de 150.000 millones de euros para la Unión Europea y la economía en torno a la bicicleta genera mayores beneficios para los comercios locales – tiendas, cafés y restaurantes – que el resto de medios de transporte, puesto que los usuarios de la bici visitan más asiduamente este tipo de comercios que los usuarios de otros medios de transporte.

En la actualidad, la Comunidad Foral cuenta con más de 4.100 kilómetros ciclables en distintas fases de desarrollo. Así, por ejemplo, dispone de 393 kilómetros correspondientes a la parte navarra de las EuroVelos 1 y 3, dos rutas internacionales que atraviesan Europa de norte a sur. La EuroVelo1, que une en bici Noruega con Portugal, dispone en Navarra de 203 kilómetros que se están desarrollando gracias a los proyectos europeos Ederbidea  y AtlanticOnBike. Por su parte la EuroVelo3, discurre 190 kilómetros por tierras navarras en su recorrido entre Noruega y Galicia, coincidiendo en parte con el Camino de Santiago, que también se puede recorrer en bicicleta. Ruta que se está desarrollando gracias al proyecto transfronterizo Bicimugi (Interreg-POCTEFA) y por fondos del Arco Atlantico.

También cuenta con otros 123 kilómetros de vías verdes, en las antiguas líneas ferroviarias del Bidasoa (34), Plazaola (41), Irati (6,4), Vasco-Navarro (29) y Tarazónica (13). A todas estas rutas se suman otros 3.050 kilómetros, en su mayoría balizados y otros en proceso de señalización, en los denominados espacios BTT, es decir, rutas de bicicleta de montaña. En la zona de Tierra Estella se encuentra la mayor parte, con 2.200 kilómetros aproximadamente, en rutas de ida y vuelta. Le sigue la zona de Irati-Abodi, con 400 kilómetros; y Eremua, con 120. Pero también, las rutas BTT del Plazaola en el valle de Larraun, con 60 kilómetros; los 170 kilómetros de Montejurra Bizi, en Dicastillo y Arellano; o la última incorporación de Navarra Media y los 100 kilómetros de Vidángoz / Bidankoze BTT, en el valle del Roncal; y senderos por las Bardenas (33 kilómetros) y el Urederra (23 km), entre otros.

Esta red de rutas ciclistas se complementa con los siete centros BTT, espacios de acogida para las personas cicloturistas, donde dan comienzo diversas rutas. Se trata de centros ubicados en Estella-Lizarra, Zubiri (Valle Esteribar), Ochagavía / Otsagabia, Lekunberri, Leitza, Latasa y Olite / Erriberri.

O sea, terrenos llanos, otros con más desnivel, bosques, desiertos, antiguas vías de ferrocarril... Rutas para todos los gustos que se pueden recorren en un solo día, dos o una semana. En familia, con amigos o en pareja. Un sinfín de posibilidades para que los visitantes como los propios Navarros y Navarras descrubran o redescubran el territorio sobre dos ruedas. Además, el Gobierno foral apuesta con fuerza por la bici como uno de los elementos para contribuir a la reactivación de un turismo seguro, sostenible y saludable tras los efectos provocados por la crisis sanitaria de la COVID-19. Por otro lado, responde a una demanda creciente  relacionada con los nuevos hábitos de consumo y de ocio provocados por la pandemia.

Carencias y propuestas de mejora

No obstante, esta oferta turística tiene todavía una importante proyección y una gran capacidad de desarrollo. Para ello, el Ejecutivo foral ve necesario realizar una revisión del estado de cada ruta y elaborar una ficha de producto con todo el recorrido necesario para ser un destino destacado en rutas a nivel nacional e internacional. Sobre todo, teniendo en cuenta que el cicloturismo conforma una oferta turística de bajo impacto ambiental y no agresiva al entorno natural y tiene un impacto económico positivo al estimular el desarrollo económico en zonas de interior y rurales.  Además, requiere inversiones relativamente bajas y la amortización es muy rápida.

Una de las claves para este desarrollo es la coordinación y colaboración entre administraciones locales y con el propio Gobierno Foral, para llegar a  acuerdos sobre gestión y mantenimiento de estos espacios y avanzar en la sensibilización de la población local.

A través de este plan, la Dirección General de Turismo, Comercio y Consumo quiere crear un “producto de cicloturismo estructurado, adaptado y coherente con el público objetivo, buscando sinergias público-privadas que ayuden a posicionar Navarra como un destino natural, sostenible, inteligente,  saludable, ecológico, cicloturista e inclusivo”.

Para ello, propone impulsar toda la red de servicios en torno al cicloturismo, aún en fase incipiente. De hecho, a día de hoy, sólo el 0,67% de la oferta total de alojamientos son espacios certificados con servicios de bicicleta. Las 27 empresas especializadas en cicloturismo existentes a día de hoy apenas suponen el 17% del total. De forma que se ha incluido un refuerzo para inversiones necesarias dirigidas al cicloturismo en las ayudas a inversiones que sacará la Dirección General de Turismo, Comercio y Consumo próximamente. 

Entre los objetivos del plan está impulsar toda esta red de recursos relacionados con el turismo en bici para hacer Navarra atractiva en este ámbito turístico. Para ello, además de analizar la oferta de regiones próximas y países del entorno, ha abierto el documento a la participación pública, que podrá hacer sus aportaciones hasta el 15 de agosto.

Comentarios