Navarra Digital

Salud inicia hoy un cribado de COVID-19 a 6.000 residentes de 150 centros sociosanitarios de Navarra

La consejera Induráin ha presentado también el plan de cribado en el medio educativo, con el objeto de reducir la transmisión del virus y prevenir nuevos brotes

Pruebas covid-19.
IMAGEN DE ARCHIVO
Pruebas covid-19. IMAGEN DE ARCHIVO
Salud inicia hoy un cribado de COVID-19 a 6.000 residentes de 150 centros sociosanitarios de Navarra

El Departamento de Salud, en colaboración con el de Derechos Sociales, inicia hoy miércoles un cribado de COVID-19 a las aproximadamente 6.000 personas usuarias de unos 150 centros de mayores y de discapacidad de Navarra.

Según ha explicado esta mañana en rueda de prensa la consejera de Salud, Santos Induráin, tras la Sesión de Gobierno, el objetivo de este programa, que se desarrollará a lo largo de septiembre, es detectar posibles casos asintomáticos y conocer el estado inmunitario de la población residente, con el fin de evitar la propagación del virus entre la población especialmente vulnerable.

Esta actuación preventiva consistirá en la realización de pruebas PCR, junto con test serológicos para detección de anticuerpos por la técnica ELISA, y se desarrollará bajo la coordinación de profesionales de enfermería de la Unidad de Ordenación de la Atención Sanitaria en Centros Residenciales Sociosanitarios y del Servicio de Urgencias Extrahospitalarias, en colaboración con el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN). Las y los profesionales del Departamento de Salud se desplazarán a los centros sociosanitarios para realizar la toma de muestras, labor para la que podrán contar con el apoyo del personal de los centros.

Por otra parte, el personal de las residencias colaborará en los aspectos relacionados con la logística del dispositivo, como la preparación de los espacios o la identificación y el acompañamiento de las y los residentes, velando por el cumplimiento de las medidas de seguridad durante todo el proceso.

El estudio se realizará a todas las personas residentes, con excepción de aquellas que tengan una prueba de anticuerpos por test ELISA positivo en los últimos seis meses o negativo del último mes.

Este programa de cribado se realiza en línea con actuaciones previas llevadas a cabo por el Departamento de Salud para proteger los espacios residenciales, como el programa SEPROSANA, cuya fase inicial tuvo lugar a finales de junio, y en el que se realizaron pruebas serológicas para la detección de anticuerpos para el COVID-19 a más de 3.000 profesionales sociosanitarios, junto a otros 12.000 sanitarios.

También con el objetivo de proteger el ámbito sociosanitario, desde el Departamento de Salud, en coordinación con el de Derechos Sociales, y de acuerdo a los protocolos establecidos por el ISLPN, se vienen realizando intervenciones específicas de cribado preventivo a los grupos de convivencia establecidos por las residencias o a sus trabajadores cuando han surgido casos de COVID-19 en estos centros.  

Además, cabe recordar que el Gobierno de Navarra ha aprobado en las pasadas semanas diversas medidas para la protección de la población de riesgo y especialmente vulnerable de los centros sociosanitarios de carácter residencial, como la realización de PCR a todos los nuevos ingresos, así como a las personas trabajadoras de nueva incorporación o a las que regresen al centro tras permisos o vacaciones. También se incluyen en estas medidas de protección las indicaciones dadas en pasadas fechas para la limitación de visitas o de las salidas de los residentes, vinculadas a la situación epidemiológica.

Plan de cribado en el entorno educativo

La consejera de Salud también ha presentado esta mañana el plan de cribado diseñado por el Gobierno de Navarra para el alumnado y personal de centros educativos, con el objetivo de medir la prevalencia del coronavirus SARS-CoV-2 en este entorno para reducir así su transmisión y prevenir nuevos brotes.

En concreto, el Departamento de Salud realizará pruebas serológicas, mediante la técnica ELISA, a todo el alumnado y profesorado que sea población vulnerable; así como test rápidos a un muestreo del resto del alumnado y profesorado. En este último caso, si el resultado de la prueba es positivo, se les realizará una prueba PCR.

Las pruebas comenzarán a partir de la semana que viene, iniciándose en el Área de Salud de Tudela por su especial tasa de incidencia de la enfermedad. En el inicio del plan, en esta semana, el trabajo del Departamento de Salud se centra en identificar al alumnado y profesorado vulnerable, y en seleccionar una muestra representativa para el resto de población escolar, que será de 1.200 personas (entre alumnado y profesorado) en las enseñanzas no universitarias y de 500 en el entorno universitario.

Las pruebas de anticuerpos al profesorado vulnerable se realizarán por parte de los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales de Educación, en coordinación con el Servicio de Salud Laboral del ISPLN. En el caso del alumnado vulnerable, las pruebas se realizarán por indicación de los equipos de pediatría de los centros de Atención Primaria.

Por su parte, los test rápidos a la muestra representativa del resto de población escolar se realizarán en los propios centros educativos. Si se confirma la presencia de anticuerpos, se indicará una prueba PCR y se actuará según el protocolo establecido desde Salud Pública.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad