Navarra Digital

Estudiantes de Secundaria de La Compasión-Escolapios ofrecen al vecindario de Rochapea ‘versos al paso’ en una intervención literaria efímera en el espacio público

Han trasladado al suelo con plantillas y pintura el poder transformador de las palabras de su premiado proyecto de Aprendizaje-Servicio (ApS)
versosalpaso_jgv9122_0
Versos al paso. Foto Ayuntamiento de Pamplona
Estudiantes de Secundaria de La Compasión-Escolapios ofrecen al vecindario de Rochapea ‘versos al paso’ en una intervención literaria efímera en el espacio público

Alumnado de tres clases de 1º de Secundaria del colegio La Compasión-Escolapios (Rochapea) ha puesto en marcha ‘Caminante no hay Pamplona, se hace Pamplona al andar’, el proyecto de Aprendizaje Servicio (APS) con el que ganaron el segundo premio del certamen que convoca anualmente el Ayuntamiento de Pamplona. Armados con palabras y botes de pintura han puesto su creatividad al servicio del vecindario, en una intervención colectiva de creatividad efímera en el espacio público.

En grupos de trabajo han plasmado ‘literatura pegada al suelo’ en los alrededores de su centro escolar. ‘Contigo el tiempo pasa molando’, ‘Más amor y menos gigas’, ‘Madurar es pasar de las ramas a las raíces’ o ‘Siéntete orgullosa de ser el relieve del mapa’, son algunas frases de la veintena de oraciones que, como aforismos, quieren plantear a los viandantes: pequeñas reflexiones para el día a día. El alumnado ha sembrado de mensajes el bulevar de la calle Urzainqui, en el entorno del parque y del centro escolar, utilizando plantillas de letras a gran tamaño, pintura acrílica para pavimento en color blanco y pequeños rodillos.

Lo que hoy se puede apreciar en la calle es la parte visible de un importante trabajo que han realizado en el aula, dirigidos por profesores de Lengua y Ciencias Sociales del centro. Por el camino, han visitado su barrio, han indagado sobre su composición y necesidades, se han reunido con expertos en Urbanismo para analizar desde distintos puntos de vista la ciudad y han reflexionado sobre el espacio público. Una vez han conocido más su entono, han utilizado su aprendizaje curricular sobre la literatura y pensamiento crítico, y su propia creatividad, a la hora de plantear versos como elementos de transformación –y mejora- de su realidad social. Así, con un proyecto pequeño, aunque de gran visibilidad, su aprendizaje se ha puesto al servicio de la colectividad.

El centro se ha implicado también en la tarea haciendo difusión en redes sociales de la iniciativa y pintando algunas de las frases en los accesos y en el patio del colegio. En este proyecto han trabajado de forma transversal el Área de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, que asesoró al alumnado desde el punto de vista técnico y reoriento la ubicación de las frases (inicialmente proyectadas en pasos de peatones) y el Área de Educación, Participación Ciudadana y Juventud, que gestiona cada año el concurso de proyectos ApS.

El Aprendizaje-Servicio (ApS)

El aprendizaje-servicio solidario es una línea de trabajo educativa en la que el alumnado aprende contenidos “académicos” prestando un servicio a la comunidad, de forma que se ponga en práctica lo aprendido en favor del bien común. Aúna la intencionalidad pedagógica con la solidaria, haciendo al alumnado partícipe en su aprendizaje y responsable socialmente. Las experiencias de aprendizaje-servicio permiten a niños y niñas, adolescentes y jóvenes aplicar sus saberes al servicio de las necesidades de su comunidad. Simultáneamente, esta acción solidaria en contextos reales les permite aprender nuevos conocimientos y desarrollar saberes para la vida, el trabajo y la participación ciudadana. Este tipo de experiencias permiten, en definitiva, realizar una contribución concreta y evaluable a la vida de una comunidad y también, mejorar la calidad e inclusividad de la oferta educativa formal y no formal.

El Ayuntamiento de Pamplona puso en marcha en marcha en 2017 el I Concurso de proyectos aprendizaje-servicio con el objetivo de impulsar en la ciudad este tipo de aprendizaje, dado el alto valor que genera tanto para el conjunto de la ciudad como para los mismos escolares. Esta iniciativa, pionera a nivel estatal, resultó muy bien acogida no sólo por los centros docentes de Pamplona, sino también por otras administraciones locales del entorno y, especialmente, por REDAPS, la entidad que a nivel nacional promueve y premia proyectos en todo el país. En 2019 Pamplona fue la sede del XII Encuentro Estatal de Aprendizaje-Servicio (ApS).

 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad