Navarra Digital

El Mercado Medieval de los Tres Burgos, este fin de semana en la plaza del Castillo y el paseo de Sarasate

Los 70 puestos abrirán viernes de 17 a 21 horas y sábado y domingo de 10 a 14 y de 17 a 21 horas
Mercado Medieval.
FOTO: AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Mercado Medieval. FOTO: AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
El Mercado Medieval de los Tres Burgos, este fin de semana en la plaza del Castillo y el paseo de Sarasate

El Mercado Medieval de los Tres Burgos se va a celebrar este fin de semana adaptándose a la nueva situación y teniendo en cuenta las medidas sanitarias de seguridad. Para ello, varía su ubicación y cambia las calles del Casco Antiguo, más estrechas, por la amplitud del paseo de Sarasate y de la plaza del Castillo. Ambos espacios contarán con accesos de entrada y salida en los que se controlará el aforo ocupado en cada momento y en los que se vigilará el uso de mascarillas y de geles hidroalcohólicos. Todas estas medidas son las contempladas en el condicionado publicado por el Ayuntamiento de Pamplona para su organización y que serán llevadas a cabo por la Asociación de Producto Local, entidad adjudicataria de la actividad.
 

El mercado abrirá el viernes 4 de septiembre a las 17 horas y podrá visitarse hasta las 21 horas. El sábado y el domingo el horario por la mañana será de 10 a 14 horas y por la tarde de 17 a 21 horas. En total se colocarán 70 puestos de alimentación y artesanía, una cifra inferior a otras ediciones para permitir que se puedan mantener las distancias de seguridad entre las personas asistentes. Este año no habrá actividades de animación. Tampoco se colocarán la taberna medieval ni la plaza de la lana con las ovejas.
 

Entre los puestos de alimentación hay frutos secos, chocolate, embutidos, mermelada, miel, pastas y dulces, foie, queso, huevos, talos, aceite, pacharán e infusiones y hierbas. Además, habrá exposición y venta de barro y cerámica, plata, cremas y ungüentos, piel, madera, bambú, marionetas de tela, jabones, lana, fieltro, artículos de pintura a mano, macramé, piedra, olivo, flores secas, cobre, esmalte, textil ecológico, bordados bebé, ganchillo. instrumentos musicales y joyería artística. Los puestos en ambos lugares estarán espaciados horizontalmente por 4 metros de distancia y frontalmente por 6 metros, tal y como indican las normas sanitarias. Todos los estands tendrán geles desinfectantes para la clientela y los artesanos llevarán la mascarilla FFP2, elemento de máxima protección para su seguridad y de quienes se acerquen a ver los productos.
 

Entradas a la plaza del Castillo por San Nicolás y bajada de Javier
 

La Plaza del Castillo contará con dos espacios por lo que se podrá entrar y salir. Estarán ubicados a la altura de la calle San Nicolás y el otro junto a la bajada de Javier. Además, habrá una salida hacia el paseo Sarasate, dando continuidad al mercado. Las entradas y salidas estarán señalizadas. Se colocarán carpas con las indicaciones sanitarias como el uso de geles hidroalcohólicos y mascarillas y la importancia de mantener las distancias de seguridad en todo momento.
 

Los puestos se colocarán unos mirando hacia el exterior de la plaza y otros hacia el interior. El espacio libre que queda entre los puestos es de 2.520 m2, lo que permitiría un aforo de 1.120 personas calculando 2,25 m2 por persona. Sin embargo, para dejar mayor distancia de seguridad, se quedará en 700 personas como máximo. Toda la Plaza del Castillo estará cerrada con cintas, respetando jardines y bancos y dejando espacio para el tránsito peatonal en los laterales de la Plaza. Los puestos estarán ubicados a la altura de las farolas, de tal forma que por la parte exterior se pueda circular libremente.
 

Paseo Sarasate, dividido en dos zonas con paso por el medio
 

El mercado se ubicará en el paseo de Sarasate en dos zonas que funcionarán independientemente con sus entradas y salidas y controles de aforo. Una quedará en la parte más cercana a la plaza del Castillo y la otra hacia el Parlamento. Entre ellas se podrá circular libremente en un espacio que permitirá transitar entre las calles García Castellón y San Nicolás. Los puestos tendrán una disposición similar a la de la plaza del Castillo, con unos enfrente de otros y a la altura de las farolas.
 

También estará el paseo delimitado con cintas indicativas y solo se podrá entrar y salir por los espacios habilitados para ello. Ahí se controlará el número de visitantes en cada momento y que lleven mascarilla, guarden la distancia de seguridad y utilicen gel desinfectante. En este espacio se han calculado 2.360 metros cuadrados con un aforo de 1.050 personas que la empresa adjudicataria limitará a 750 máximo.

Comentarios