Navarra Digital

Planas destaca a la industria alimentaria como ejemplo de eficiencia empresarial y compromiso social

España exportó en 2020 alimentos y bebidas por valor de 33.600 millones de euros, con un saldo positivo de 12.241 millones en la balanza comercial. La industria de alimentos y bebidas, con más de 30.500 empresas, es motor de creación de riqueza y empleo en el medio rural.
100621-planas
Luis Planas. FOTO POOL MONCLOA - GOBIERNO DE ESPAÑA
Planas destaca a la industria alimentaria como ejemplo de eficiencia empresarial y compromiso social

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha destacado hoy que la fortaleza de la industria alimentaria española, la octava del mundo en volumen de negocio y la cuarta de la Unión Europea, es fruto "de una confluencia de eficiencia empresarial, voluntad colectiva y empuje", con una importante implicación en el desarrollo territorial. De cara al futuro, el ministro ha señalado las líneas que deben servir de palanca para que el sector mantenga su papel preponderante en la economía española: Sostenibilidad ambiental, investigación, innovación y digitalización.

En el acto de inauguración de "Food and Drink Summit", congreso anual que organiza la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), Planas ha resaltado, por encima de todos los datos positivos del sector, su asentamiento en el territorio, con un "océano de 30.573 empresas, el 96 % de ellas pymes, que inunda la España rural y que es motor de creación de riqueza y de empleo".

El ministro ha hecho énfasis también en los datos de exportación en un año de crisis sanitaria y económica como 2020, en el que se vendieron al exterior alimentos y bebidas por 33.600 millones de euros, con un saldo positivo en la balanza comercial de 12.241 millones de euros. En su conjunto, el sector agroalimentario y pesquero exportó el pasado año por valor de unos 54.000 millones de euros y una balanza positiva de cerca de 19.000 millones de euros.

En cuanto a retos de futuro, el ministro ha insistido en que la nueva Ley de la Cadena Alimentaria que se encuentra actualmente en tramitación contribuirá a favorecer un mejor equilibrio en el reparto de valor entre los distintos eslabones.

Se trata, ha dicho, "de una reforma en profundidad para hacer más transparente la formación de precios, mejorar el equilibrio y apoyar al eslabón más débil, que son nuestros agricultores, ganaderos y pescadores". Pero además de reequilibrar el reparto, el ministro ha asegurado que "el gran objetivo de la ley debe ser la creación de valor".

Ha recordado que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, componente 3, que gestiona el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, cuenta con algo más de 1.000 millones de euros para las actividades del sector primario en los próximos tres años.

Como parte del conjunto del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno, Planas ha emplazado a la FIAB a que traslade al Gobierno "una propuesta colectiva" para elaborar un proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica (Perte) dedicado específicamente al sector agroalimentario, como una nueva forma de colaboración público-privada.

"El plan es una gran oportunidad", pero tenemos que definir con ustedes el mejor medio de uso, de articulación y de gestión de esta herramienta. "Es muy importante que articulemos un proyecto colectivo" para un sector que es estratégico para este Gobierno.

Comentarios