Navarra Digital

OPINIÓN

Enrique Maya y la crisis en el Gobierno de Chivite

Germán Gorraiz López
Germán Gorraiz López
Enrique Maya y la crisis en el Gobierno de Chivite

La formación de un "Gobierno Progresista" presidido por María Chivite e integrado por miembros de Geroa Bai y Podemos-Ahal Dugu, (contando con la colaboración externa de I-E y Bildu), dejó a Navarra Suma en el limbo político a pesar de ser la candidatura más votada y obtener 20 escaños en el Parlamento Foral. Sin embargo, el apoyo del grupo municipal socialista liderado por Esporrín a Enrique Maya para la aprobación de los Primeros Presupuestos de su legislatura supuso el agigantamiento de su figura política y su posicionamiento como hombre fuerte de UPN.

Así al constatar la ausencia de una mayoría necesaria para llevar a cabo su programa electoral, Enrique Maya decidió revisar su estrategia política e incorporar a su bagaje político la llamada inteligencia maquiavélica. Dicha doctrina consiste en realizar acciones complejas que pueden no ser entendidas en un principio por sus votantes pues sus metas se proyectan hacia un futuro mediato (reeditar la Teoría del Quesito de Miguel Sanz consistente en el reparto del Poder en Navarra entre UPN y el PSN). Asimismo, Maya supo encontrar las debilidades ajenas y utilizarlas en beneficio propio (falta de empatía entre Esporrín y Asirón) y así logró la aprobación de los Primeros Presupuestos de su legislatura, lo que supuso el agigantamiento de su figura política y su posicionamiento como hombre fuerte de UPN para unas próximas Elecciones al Parlamento Foral.

Mientras, el actual Gobierno de Chivite estaría carcomido por la desconfianza mutua entre sus socios tras el apoyo del grupo municipal del PSN en Pamplona a los presupuestos de Enrique Maya , por el tratamiento del euskera por parte del PSN y por la futura gestión económica de las prometidas ayudas de la UE. Ello podría desembocar en una Crisis de Gobierno que supondría la salida de los miembros de Geroa Bai y Podemos y la formación de un Gobierno de transición monocolor que contaría con el apoyo externo de Navarra Suma, no siendo descartable la reedición de la Teoría del Quesito sanziana tras las próximas Elecciones Forales del 2023.

 

GERMÁN GORRAIZ LÓPEZ

Comentarios