Navarra Digital

CON LA COLABORACIÓN DE EUROPOL Y LAS AUTORIDADES COLOMBIANAS

La Policía Nacional detiene a cinco integrantes de una organización itinerante especializada en la comisión de hurtos al descuido

Los arrestados habrían obtenido grandes beneficios –más de 238.000 euros en efectivo y 145.000 euros en joyas- en diversos hechos cometidos en joyerías y bancos. Los detenidos actuaban en estricta coordinación y un alto grado de profesionalidad con un papel individual perfectamente definido ya que, mientras unos realizaban maniobras de distracción, otros cometían los hurtos.

bank-note-209104_1920
Euros. FOTO DE ARCHIVO
La Policía Nacional detiene a cinco integrantes de una organización itinerante especializada en la comisión de hurtos al descuido

Agentes de la Policía Nacional, con la colaboración de EUROPOL y las autoridades colombianas, han desarticulado una organización criminal itinerante especializada, presuntamente, en la comisión de hurtos al descuido en bancos y joyerías. La organización investigada habría obtenido grandes beneficios -más de 238.000 euros en efectivo y 145.000 euros en joyas- en hechos delictivos cometidos en los últimos diez meses. Los agentes han detenido a cinco personas que actuaban bajo una estricta coordinación y con un alto grado de profesionalidad ya que, mientras unos realizaban maniobras de distracción, otros llevaban a cabo los hurtos. Aunque la investigación continúa abierta, los agentes han conseguido esclarecer once hechos delictivos de gran envergadura cometidos en diferentes municipios de la Comunidad de Madrid.

Coordinación, profesionalidad y reparto de funciones

Las primeras pesquisas se iniciaron hace aproximadamente nueve meses, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal itinerante -que se desplazaba por todo el territorio nacional- especializada en la comisión de hurtos al descuido. Tras varias gestiones, los policías constataron que con sus acciones delictivas, que principalmente realizaban en entidades bancarias y joyerías, perseguían apoderarse de grandes cantidades de dinero. Por otra parte, los investigadores observaron la relación de los hurtos con otros delitos conexos como falsedad documental, apropiación indebida o contra la seguridad del tráfico.

Con el avance de la investigación, los agentes comprobaron que se trataba de un grupo cuyos miembros actuaban con gran profesionalidad y perfectamente coordinados entre sí, con un claro reparto de funciones. Algunos de ellos se personaban en las oficinas bancarias y utilizaban diversas maniobras de distracción sobre el personal y, simultáneamente, otros miembros en comunicación permanente con los anteriores –a través de telefonía o señas previamente establecidas- accedían a cuantiosas sumas de efectivo antes de su ingreso en la caja fuerte. Los agentes han detectado que utilizaban un modus operandi similar para acceder a los expositores de las joyerías. 

Por otra parte, los investigados también realizaban seguimientos a representantes del sector de la joyería cuando éstos se desplazaban, con el fin de acceder a los maleteros donde almacenaban grandes cantidades de oro y pedrería. Los agentes han constatado que la organización siguió y trató de asaltar a un objetivo en Getafe (Madrid).

Cinco detenidos y once delitos esclarecidos

El uso de documentación falsa, el alquiler de vehículos a nombre de terceras personas o con identidades ficticias, el cambio de ropa constante, y el continuo relevo de terminales telefónicos ha dificultado la investigación. Sin embargo, las numerosas gestiones policiales practicadas, así como la coordinación con EUROPOL y las autoridades colombianas, han permitido detener a los principales miembros de la organización.

Después de numerosas gestiones, los agentes detectaron a tres de los investigados en el interior de un vehículo -propiedad de un tercero- con actitud evasiva además de portar guantes de látex y dinero en efectivo repartido a partes iguales. Tras su detención se establecía un dispositivo operativo en las inmediaciones de dos viviendas en Madrid y Seseña (Toledo) donde eran arrestadas otras dos. En los dos registros practicados se intervinieron numerosa documentación falsa, 545 euros en efectivo y tres recibos de envío de dinero (por valor de 500 euros cada uno), entre otros efectos. 

La investigación continúa abierta a la espera del análisis de la información obtenida, si bien se han esclarecido hasta el momento once delitos de gran envergadura –diez hurtos y un robo con fuerza- cometidos en la ciudad de Madrid y en los municipios madrileños de Pozuelo de Alarcón, Alcalá de Henares y Getafe.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad