Navarra Digital

546 casos de COVID-19 en las últimas 24 horas

Entra en vigor esta medianoche la orden foral que busca reducir a mínimos la interacción social y movilidad en toda Navarra durante dos semanas claves en la tendencia de la pandemia y para la protección de población vulnerable

Coronavirus.
IMAGEN DE ARCHIVO
Coronavirus. IMAGEN DE ARCHIVO
546 casos de COVID-19 en las últimas 24 horas

El Departamento de Salud detectó ayer 546 nuevos casos de infección por COVID-19, según los datos facilitados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), tras realizar en el sistema público de salud 3.094 pruebas PCR, con un 17,6 % de positivos, en una jornada en la que no se notificaron fallecimientos. El Gobierno de Navarra insiste en la necesidad de cumplir las nuevas medidas que entrarán en vigor esta media noche a través de una orden foral con efecto durante 14 días en toda Navarra, dos semanas claves para contener la evolución de una pandemia que al día de hoy se traduce en cuanto a ocupación hospitalaria en 281 pacientes ingresados, 34 de ellos en UCI. Con esta situación sanitaria del departamento insiste en la necesidad de cumplir tanto las normas colectivas que se aprobadas por orden foral como las medidas individuales de prevención ya conocidas de cara a contener la expansión del virus y sobre todo proteger a la población y sectores más vulnerables. 

Desde la perspectiva geográfica, Pamplona / Iruña y Comarca registraron el 56% de los positivos, seguidas del Área de Tudela, con el 20% y el Área de Estella-Lizarra, con el 6% de los casos. El resto de positivos se reparten por otras zonas de Navarra.

En cuanto a las franjas de edad, en la jornada de ayer el grupo mayoritario fue el de 15 a 29 años, con un 24%, seguido por el de 45 años a 59 años, con un 22%; a continuación, los grupos de 30 a 44 años con un 19%, y menores de 15 años, con un 16%. Finalmente, el grupo de más de 60 años supone el 19%. La edad media de los nuevos casos es de 39,1 años.

En cuanto al género, el 48% son hombres y un 62%, mujeres.

Desde el punto de vista epidemiológico, de evolución de la pandemia, el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra indica que ayer se produjeron en Navarra 27 nuevos ingresos por COVID-19, de ellos ninguno  en la UCI, como causa principal de ingreso.

Desde la perspectiva de la ocupación hospitalaria, según informa el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), tras el balance de ingresos y altas, 281 personas permanecen hospitalizadas con y por coronavirus (18 más que ayer). Como es sabido, se incluyen aquí todos los y las pacientes hospitalizadas en la red sanitaria integrada, en los centros públicos y privados. Por modalidades, 34 se encuentran en puestos UCI (uno más que ayer) y 50 en hospitalización domiciliaria (tres más que el día anterior). Los 197 pacientes restantes están en planta (14 más que ayer). Todas estas personas dieron positivo en una prueba PCR, sea esta infección o no el motivo de su ingreso hospitalario, y ocupan espacios COVID-19.

En cuanto a la incidencia acumulada de infecciones por el virus, si sumamos los casos de ayer, se sitúa en  22.274 personas y el número total de fallecimientos es de 617.
 

Prioridad social: minimizar la exposición evitable al virus 

El departamento de Salud en particular y el Gobierno de Navarra en general, que ayer celebró una sesión extraordinaria seguida de una comparecencia de la presidenta María Chivite, insisten en la necesidad de limitar al mínimo toda interacción social y desplazamiento no imprescindible de cara a detener las cadenas de contagio (especialmente en espacios de interior con motivo de reuniones familiares o sociales, según el tipo de brotes mayoritarios) que están provocando un incremento de los casos positivos en los últimos días tras una semana previa de mayor contención referida en el último boletín epidemiológico. En este sentido, además de aprobar un nuevo paquete de medidas (con limitaciones de aforos, horarios…..) que afectan a todos los sectores de la actividad y zonas de la Comunidad Foral recogidos en la correspondiente orden foral que entra en vigor a partir de esta media noche, el departamento de Salud continua actualizando e intensificando sus tres líneas básicas de actuación: sistema de detección y rastreo (realización de PCR, seguimiento….); intervención comunitaria y extraordinaria en zonas de alta incidencia (cribados, equipos multidisciplinares de actuación social, coordinación con municipios…)  y capacidad de respuesta asistencial tanto en Primaria (centro de salud y Servicio de Urgencias Extrahospitalarias) como en la red hospitalaria integrada de Navarra que en el sector publico cuenta con los hospitales de Pamplona, Estella y Tudela. 

El departamento de Salud mantiene también líneas de colaboración con el Ministerio y otras autonomías así como con el resto de departamentos del Gobierno, especialmente con Derechos Sociales (con restricciones en el ámbito muy vulnerable de residencias, a través de la unidad sociosanitaria) y Educación (ámbito escolar) e  Interior, en este caso para la aplicación y supervisión de medidas que tienen también su vertiente sancionable en caso de incumplimiento: hasta  3.000 euros en el casos de ser leves, y de 3.000 a  60.000 euros si son graves.

Finalmente, desde el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra se recuerda la importancia capital de adoptar y difundir las medidas individuales de prevención y protección –tanto en la vida cotidiana como en el trabajo) que tienen que ver con la higiene (lavado de manos o hidrogel), uso de mascarillas, desinfección y ventilación de espacios o mantenimiento de la distancia física de separación, cumplimientos de aislamiento y cuarentenas además de las específicas para sector y colectivo en continua adaptación a las nuevas situaciones y evidencias científicas.
 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad