Navarra Digital

Diana González: “La huella digital incluye lo que publica cada uno pero también lo que los demás dicen de nosotros”

La experta en comunicación digital apeló en la Universidad de Navarra a la regla del 10-10-10 y se mostró escéptica ante la posibilidad de eliminar el rastro: “Una vez que publicamos, el contenido deja de ser nuestro”

dianagonzalez
Diana González, antigua alumna de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra y especialista en comunicación digital responsable. FOTO: UNIVERSIDAD DE NAVARRA
Diana González: “La huella digital incluye lo que publica cada uno pero también lo que los demás dicen de nosotros”

“En internet está lo que yo digo y lo que los demás dicen de mí, pero lo más importante es lo que los demás ven”, explicó Diana González, antigua alumna de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra y especialista en comunicación digital responsable. La ponente fue invitada por el club de estudiantes ISSA Management Lab del centro académico, donde impartió la sesión “Identidad digital: nuestra huella en la red”.

González destacó la importancia de cuidar y planificar el desarrollo de la identidad digital personal porque esta engloba “todo lo que nos caracteriza y que nos diferencia a las marcas en internet: competimos en igualdad de condiciones entre todos, también con empresas”. Por esto hay que tener en cuenta que “todo comunica”: lo que dice uno mismo pero también las cuentas que se siguen en las redes sociales, la interacción, los horarios de conexión y publicación... 

Uno de los argumentos para este tratamiento especial es el rastreo digital que cada vez más empresas llevan a cabo en procesos de selección. “Siempre que esa huella digital sea lo que cada uno hemos publicado en nuestros espacios digitales y que sea verídico, me parece que es interesante e importante que las empresas puedan revisarlo”, justificó González. Existe igualdad de condiciones para publicar u omitir, por lo que le parece “justo” ese posible seguimiento. No obstante, “es importante tener en cuenta que en internet está lo que publica cada uno pero también lo que los demás dicen de nosotros”. Ahí entra el trabajo del empleador de “evaluar si eso que se dice es real o no y si tiene otra connotación”, apuntó la especialista. 

 

Recomendaciones de publicación

 

Precisamente, resaltó la importancia de “la responsabilidad” en cuanto a lo que se publica: respecto a que el lenguaje empleado sea entendible, por un lado,  y a “cómo se sentirá la persona que lo pueda leer y si uno se siente cómodo con ese contenido”. En este sentido, ofreció como consejo emplear la regla del 10-10-10 para la toma de decisiones: “Cuando vamos a publicar algo, preguntarnos si me va a dar igual verlo dentro de 10 minutos, 10 meses o dentro de 10 años”. 

Al hilo de esto, y sobre la posibilidad de eliminar el rastro digital de la red, González se mostró escéptica ya que “es muy amplio y complejo: se están haciendo cosas muy bien pero me parece difícil hoy en día asegurar que borramos algo de internet,  saber quién lo tiene y que quizá pueda volver a ser subido”. Porque ese rastro comprende desde el contenido compartido en espacios privados hasta la dark web, incluyendo los propios dispositivos como teléfonos inteligentes, tabletas y ordenadores. Y es que, como advirtió González, “una vez que publicamos algo en internet, el contenido deja de ser nuestro”.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad