Navarra Digital

Navarra traslada en el Senado su compromiso para “colocar la lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres en el centro de las políticas públicas”

El vicepresidente Remírez ha intervenido hoy en la Comisión Especial sobre las estrategias contra la Violencia de Género

Intervención del vicepresidente Remírez en la Comisión Especial. 
FOTO: GOBIERNO DE NAVARRA
Intervención del vicepresidente Remírez en la Comisión Especial. FOTO: GOBIERNO DE NAVARRA
Navarra traslada en el Senado su compromiso para “colocar la lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres en el centro de las políticas públicas”

El vicepresidente y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez, y la directora gerente del Instituto Navarro de la Igualdad/Nafarroako Berdintasuneko Institutua (INAI/NABI), Eva Istúriz, han participado hoy en la Comisión Especial sobre las estrategias contra la Violencia de Género, aprobadas en el marco del Pacto de Estado, que se ha desarrollado en el Senado. En la sesión, el vicepresidente ha reafirmado el compromiso del Gobierno de Navarra por “consolidar y avanzar en implementar políticas transversales en materia de Igualdad y colocar la lucha contra la desigualdad entre mujeres y hombres en el centro de todas las políticas y actuaciones públicas”.

En su intervención, el vicepresidente ha señalado que la Ley Foral de Igualdad entre Mujeres y Hombres define el marco de acción en materia de igualdad en Navarra. “Una norma pionera, aprobada el pasado año, que aborda la desigualdad de género como un fenómeno estructural. Tiene como objetivo promover las condiciones para que el derecho a la igualdad sea real y efectivo, en todos los ámbitos y etapas de la vida”, ha subrayado.  

En la misma línea, ha explicado que la Ley Foral para actuar contra la violencia hacia las mujeres (2015) es otra normativa básica en el desarrollo de políticas públicas de igualdad en Navarra. En concreto, el ámbito de aplicación de esta Ley Foral es más amplio que el de la normativa estatal y abarca a todas las mujeres que viven o trabajan en Navarra y que sufren cualquiera de las formas de violencia reflejadas en la ley, así como las que se encuentren, de forma circunstancial, en la Comunidad Foral cuando concurra la situación de violencia (respetando las competencias atribuidas a otras Administraciones).

Asimismo, la Ley Foral para actuar contra la violencia hacia las mujeres se modificó en 2018 para incluir la prostitución como manifestación de la violencia, de manera que en su preámbulo se recoge que la prostitución constituye una actividad delictiva que comercia con las mujeres vulnerando su dignidad y comprometiendo gravemente los derechos humanos.

El Plan de Acción de esta Ley Foral -un documento estratégico para actuar contra la violencia hacia las mujeres en Navarra- cuenta con cuatro ejes. Las medidas relacionadas con la investigación, la prevención y la sensibilización; la atención integral a las mujeres y a sus hijas e hijos; la formación profesional para la identificación y abordaje de las violencias contra las mujeres y la coordinación entre instituciones competentes en materia de igualdad.

El vicepresidente Remírez también ha trasladado que el Ejecutivo foral contó con las aportaciones del INAI/NABI en el Plan  Reactivar Navarra/Nafarroa Suspertu 2020 -2023 al objeto de incorporar la perspectiva de género desde un enfoque feminista, incluyendo la transversalidad y la promoción de acciones concretas.

Avanzar en los Pactos Locales de Cuidados

Asimismo, el vicepresidente Remírez ha señalado que en la actualidad se está trabajando en el diseño y elaboración de un Pacto Foral de los Cuidados, en el que participarán el Grupo Interdepartamental de Conciliación Corresponsable, una representación parlamentaria, la Federación Navarra de Municipios y Concejos, empresas, sindicatos y sociedad civil.

Igualmente, ha explicado que se están diseñando fórmulas para el desarrollo de los Pactos Locales por la Conciliación y su transformación en Pactos Locales de Cuidados, en un trabajo conjunto con los ayuntamientos navarros. Estos pactos tienen como objetivo impulsar y promover la conciliación de la vida personal, familiar y laboral para lograr la corresponsabilidad en los cuidados.

Además, ha destacado “el poder transformador de la política local para avanzar en una sociedad más igualitaria” y ha agradecido la labor desarrollada desde las estructuras de igualdad de las Entidades Locales de Navarra. En este sentido, ha puesto en valor la importancia de contar con instrumentos de planificación común o herramientas como las subvenciones para la contratación de agentes de igualdad o que fomenten proyectos de igualdad en todo el territorio.

Un objetivo prioritario, como ha expuesto Remírez, es que a lo largo de la presente legislatura todo el territorio de la Comunidad foral cuente con personal especializado en las políticas públicas de igualdad en el ámbito local. En la actualidad, hay 26 técnicas de igualdad en las Entidades Locales que atienden a dos tercios de la población.

Igualmente, el vicepresidente ha resaltado “el papel fundamental y crucial del asociacionismo, los colectivos feministas y el movimiento social. Nos han demostrado que la lucha por la igualdad se ha convertido en un fenómeno inexorable, que ha impregnado las conciencias y que ha hecho que una buena parte de la sociedad haya pasado a la acción, convirtiéndose en sujeto activo y reivindicativo”.

El vicepresidente Javier Remírez ha incidido en que ese impulso social “nos refuerza, más si cabe, en trabajar y ser un gobierno feminista que ha colocado las políticas de igualdad en el centro de su acción política desde el convencimiento de que corresponde a las instituciones liderar el necesario cambio social hasta la consecución de la igualdad y la erradicación de los distintos tipos de violencia”.

Respuesta ante la emergencia provocada por la COVID-19

Además, el vicepresidente Javier Remírez ha recordado las principales actuaciones que llevó a cabo el Instituto Navarro para la Igualdad desde el inicio del estado de alarma y durante el periodo de confinamiento, como la habilitación de un nuevo recurso de acogida para mujeres víctimas de violencia de género y sus hijas e hijos, el seguimiento del número de denuncias interpuestas por violencia de género en todo el territorio de la Comunidad Foral o las campañas puestas en marcha para ofrecer ayuda a las víctimas de violencia machista y lograr que la ciudadanía alertara de posibles casos de violencia de género.

Entre otras acciones, desde el INAI/NABI se está llevando a cabo un estudio sobre el impacto de la COVID-19 en las mujeres navarras con el fin de poder planificar medidas en políticas públicas que reduzcan el impacto negativo que está situación ha podido y puede causar en las mujeres navarras.

Comentarios