Navarra Digital

Distancia… miento!

©️ Ilustración MIRIAM LIZASO
©️ Ilustración MIRIAM LIZASO
Distancia… miento!

Sí, todo ha cambiado, de repente. Una amenaza desconocida y silente se ha instalado en nuestras mentes. ¿Y quien es portador de dicha amenaza? ¿De quien debo temer el contagio y la muerte? Nada menos que de otro ser.. humano, que tengo enfrente.

Ese antes amigo y compañero es ahora potencial enemigo, del cual debo distanciarme, alejarme, y ponerme a buen abrigo. Ya no puedo estrechar su mano, sin el ritual subsiguiente de codo helado, de lavado o hidrogel. Y ya todo es como la hiel amargo y descolorido. Un simple abrazo es acto suicida y aborrecido.

Ya no miro, ya no veo, rostros de seres humanos, solo máscaras de muchos colores y miradas desconcertadas. Miradas neutras, huidizas, en la lejanía perdidas, inquiriendo en la distancia, sin respuesta, sin salida.

Sin embargo, todas ella.. miradas, destilan un único sabor. Por debajo anida el miedo y sus mil y una texturas, que solo tienen en común el dolor y la amargura. Todos bien escondidos, en nosotros mismos recogidos, ensimismados y aturdidos. No hay otro, no hay conexión, todo frío sin ilusión.

El miedo viejo amigo, no hay mejor policía, aun a fuer de perder la vida, el amor y la alegría. Nuestros ancestros sabían bien de miedos e incertidumbres, sabían que la vida siempre fue un guiño, un requiebro en el camino, un gozar siempre sabiendo que, en el próximo recodo, con una sonrisa altanera nos espera la muerte, eterna compañera.

El miedo puede ser amigo protector, también hosco, paralizante e inquisidor. Miedo si, buen compañero para hacernos conscientes de la belleza del alba y la dulzura del atardecer, de lo increíble de sentirnos vivos, precisamente por sabernos presas de lo desconocido. Nos enseña el arte de vivir en la incertidumbre, en la grandeza del instante sin olvidar nuestra pequeñez de niños balbuceantes.

No morir tiene sentido, en una vida con sentido. Estar muertos en vida es el mayor sinsentido. Y la salida no es mirarnos el obligo. Sin el otro no somos. Ciegos caminamos, si solo vemos nuestra propia sombra. Y así nada nos asombra. No hay sorpresa, no hay relación, no hay vida sin corazón.

Ojalá sonriamos por encima de la máscara y el miedo sea motor de una nueva andadura. No permitamos que anide una nueva dictadura. Que las almas y corazones se acunen por encima de temores, pesadumbres y amarguras.

Javier Elcarte Psicólogo, Neuropsicólogo Fundador y Director de Vitaliza

vitaliza logo correcto

www.vitaliza.net

T. 948 199 741 / 606 101 305

E. [email protected]

c/. Irunlarrea, 8 - 1º- of. 13 Pamplona

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad