Navarra Digital

¡Sé que estás ahí!

©️ Ilustración INGO
©️ Ilustración INGO
¡Sé que estás ahí!

Lo sé. Y tú sabes que lo sé. Sé que estás ahí, agazapado, escondido en lo más profundo de mi mente. Son muchas lunas ya, creyéndome demente. Pero, no. Hace no tanto que te descubrí… y por fin comprendí que no estabas fuera de mí. Supe que creciste conmigo, compañero inseparable. Nunca fuiste muy amable, muchas veces reprobable. Pero, en fin, ahora sé que tú también eres parte de mí, eres mi monstruo temido, de cual tantas veces he huido.
Huida vana. No he encontrado lugar, ni religión, ni persona, ni acción que consiguiera hacerme olvidar de ti. Finalmente me rendí. Si ya sé, tu eres yo. Eres parte de mí. Incluso sé que tú también naciste un día a la vida, pero no de vientre materno, sino de puro sufrimiento. Sé que crecimos juntos, que eres parte del abandono, del abuso y del maltrato. De la soledad más profunda entre la bruma olvidado.
Durante mucho tiempo creí que eras mi maldición, que los dioses me habían regalado con tu presencia soterrada, con tu angustia lacerante, con tu corazón faltante y tu ser en la nada. Cuánto luché contra ti, cuántas veces intenté acabar contigo. Matar mi monstruo, mi ego desagradecido. Pero no.… si tú mueres yo muero contigo.
Hoy una lucecita se ha abierto en mi corazón. Y una vocecita me ha dicho “él recoge tu dolor”. Así es, ahora lo entiendo. Tú eres mi dolor, mi rabia, mi grito ahogado, mi resentimiento, mi tristeza y mi lamento. Pero sabes, amigo, juntos sobrevivimos, y nunca nos rendimos. Y ya ves, en el alba de la vida, empiezo a saborear a veces las mieles del contento, del querer y ser querido, expresión del sentimiento. Es algo tan excelso como beber el viento, flotar entre nenúfares o como algunos modernos lo llaman… “vivir el momento”.
Te llevo en mi corazón, mi niño herido. Sé cuánto sufriste y aún sufres en silencio. Sé que incluso yo te abandoné y rechacé… sí, lo hice, hasta el punto de llamarte monstruo. Coge mi mano monstruo/niño, en cualquiera de tus formas has forjado mi destino. Sé que he sido ignorante y muy osado, pero hoy esperanzado sigo caminando a tu lado, descubriéndote y aprendiendo a amarte… a tu lado, siempre a tu lado…mi niño encontrado.

Javier Elcarte Psicólogo, Neuropsicólogo Fundador y Director de Vitaliza

vitaliza logo correcto

www.vitaliza.net

T. 948 199 741 / 606 101 305

E. [email protected]

c/. Irunlarrea, 8 - 1º- of. 13 Pamplona

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad