jueves. 06.08.2020
El tiempo
Navarra Digital

LA PARTIDA

Lunes crítico
FOTO: MARTA SALAS
FOTO: MARTA SALAS

“C’est payé, Il faut le finir”, así decías amigo cuando pedíamos aquella segunda botella de vino blanco de esa increíble bodega que diseñaste. Te fuiste, pero no. Hoy contemplo aquel lugar con un nudo en la garganta y una sonrisa triste que sale sola, pero sonrisa, siempre presente al recordarte. Nuestras conversaciones , la complicidad, tu sabiduría y mi rapidez, los análisis (no los médicos), la magia del lugar y el despiste del paso de las horas. 

Al final de tus días, los silencios obligados, rotos por confesiones y los miedos  y, sobre todo, por ese  humor (negro, del bueno). Te sabías cumplidor, con la tarea bien hecha. Ya no eras, aunque sí, tu mirada te delataba; la cabeza iba y venía, se dejaba ir y se recibía con ganas. Cuando un amigo se va, algo se pierde en la calma, en la alegría, en esa sensación de saberse querida, en el tiempo y su aroma. Los amigos de verdad suman, también cuando parten, si aceptas y gestionas bien su viaje y el vacío. Hay pocas cosas tan grandes como el orgullo de haber tenido un amigo como tú, esa admiración que perdura, el agradecimiento y la suerte de haber estado casi siempre. La despedida, que sabe a un “hasta luego”, porque si, aparca creencias (no necesarias) si miras de frente, con los pies en el duelo, fluyen energías, aceptas la carne fría (porque es, o ya no, pero la besas) y brindas (en un banco de la plaza, con la primera botella que perdimos, a tu salud) llorando, en una mezcla de alegría y desazón, alcanzas al amigo y tienes tiempo de dar el último abrazo, le pides perdón también, mientras el caldo recorre tus entrañas, lo extrañas y lo sientes y en ese tiempo tomas aire y dices “adiós, hasta luego, te quiero”. Es entonces cuando la presencia y la despedida se unen para siempre, en una borrachera necesaria para aceptar que nunca más veré tu llamada en la pantalla, ni esa mirada sincera de carnero degollado, ni bailaré más Le Méteque (aunque confieso que lo sigo haciendo... contigo). 

Un brindis más por habernos disfrutado. 

Por y para JG.

Comentarios