Navarra Digital

El Ayuntamiento publica el anteproyecto de ordenanza de tenencia de animales y abre el trámite de consulta pública, a través de la web municipal, para recoger opiniones

El texto regula aspectos como el censo canino o las colonias felinas, para garantizar tanto la protección y el bienestar animal como la convivencia social
Perro jugando.
FOTO: AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Perro jugando. FOTO: AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
El Ayuntamiento publica el anteproyecto de ordenanza de tenencia de animales y abre el trámite de consulta pública, a través de la web municipal, para recoger opiniones

El Ayuntamiento ha abierto el trámite obligatorio de consulta pública sobre el anteproyecto de Ordenanza Municipal Reguladora de la Tenencia de Animales en Pamplona. Hasta el 31 de agosto las personas y organizaciones potencialmente afectadas por esta nueva normativa pueden remitir sus opiniones a un texto que aborda aspectos como el censo canino, las colonias felinas, el acceso de los animales a establecimientos y transporte o las condiciones de uso de las zonas de esparcimiento.

El anteproyecto consta de exposición de motivos, 43 artículos recogidos en ocho títulos, una disposición transitoria y otra final, que pretenden actualizar la normativa tanto a la legislación vigente, principalmente a la Ley Foral 19/2019, de 4 de abril, de Protección de Animales de Compañía en Navarra, como a las actuales circunstancias sociales y medioambientales. La vigente ordenanza de tenencia de animales de Pamplona data de 1994, de hace más de 25 años. Las opiniones, modificaciones o sugerencias al anteproyecto se pueden enviar de forma online a la dirección de correo electrónico [email protected].

La nueva ordenanza pretende conseguir el máximo nivel de protección y bienestar de los animales, garantizándoles un trato adecuado, evitando situaciones de maltrato o sufrimiento, y asegurándoles unas óptimas condiciones higiénico-sanitarias. Asimismo, se hace hincapié en la tenencia responsable de esos animales para luchar contra el abandono, regulando la identificación, la adopción, la esterilización, la cría y el control de la fertilidad, y consiguiendo que el control de las poblaciones animales no se realice por métodos que impliquen la muerte de los mismos.

La propuesta de ordenanza establece un conjunto de obligaciones a las personas titulares de los animales con el objeto de minimizar los riesgos que puede suponer la tenencia de animales en sociedad y de garantizar una convivencia social adecuada. Asimismo, se quiere potenciar y enfatizar el concepto de bienestar animal, con el fin de garantizarles una vida conforme a su propia naturaleza y las atenciones mínimas que deben recibir en cuanto al trato, higiene, cuidado, protección y transporte, facilitando su desarrollo integral y natural.

Colonias felinas y método CES

Es propósito de esta nueva ordenanza garantizar una tenencia responsable y reducir los abandonos de animales, extravíos reiterados, procreación incontrolada, minimizando los riesgos para la sanidad ambiental y preservación de la tranquilidad, salud y seguridad de las personas, bienes y animales. En esa línea, el texto desea contribuir a un aumento de la sensibilidad y el respeto hacia los animales, por lo que se incluye el desarrollo de actividades tendentes a concienciar a la ciudadanía sobre la defensa, protección y bienestar de los animales mediante campañas de sensibilización.

El Ayuntamiento reconoce explícitamente al gato feral o asilvestrado y, en colaboración con colectivos y entidades voluntarias, mantiene las colonias felinas y el método CES (Captura, Esterilización y Suelta) para el control de su población. El texto introduce normas para la correcta alimentación de los gatos de las colonias, así como para garantizar su convivencia con la población de su entorno, la delimitación de espacios y la atención física por personal autorizado. Esto contribuirá a acabar con la existencia descontrolada de gatos ferales en el término municipal de Pamplona.

Censo canino

Otro de los aspectos que busca el nuevo texto es la realización de un censo canino basado en perfiles genéticos de ADN, que complete y mejore la identificación de perros y redunde, por tanto, en su mayor protección. Esto es posible en la actualidad gracias a los avances técnicos, que han conseguido, a través de la genética veterinaria, protocolos técnicos con una fiabilidad total y económicamente viables.

Esta medida se ve conveniente para buscar solución a la problemática existente por el abandono de animales, así como por la no recogida de excrementos en la vía pública que, al margen del coste que representa para el Ayuntamiento, son causantes de complicaciones higiénico sanitarias. El anteproyecto apuesta por el ‘sacrificio cero’, excepto por salud animal y salud pública, como máxima expresión del compromiso de Pamplona en la protección animal. Igualmente, se mantiene la necesidad de continuar con la labor que el Centro de Atención a Animales realiza para el fomento y la promoción de la adopción, así como la importancia de la colaboración con asociaciones protectoras y defensoras de los animales.

Acceso a establecimientos y transporte colectivo

La nueva ordenanza pretende regular el acceso de los animales de compañía a los establecimientos de uso público y al transporte colectivo, estableciendo un marco para facilitar su acceso y minimizar riesgo para otras personas usuarias. También se pretenden regular y establecer las condiciones que deben reunir todas aquellas actividades que tengan relación directa con el cuidado, utilización y venta de animales para garantizar su correcto funcionamiento y el bienestar animal.

De igual forma, se pretende promover la utilización de espacios públicos para el esparcimiento y recreo de los animales de compañía, tanto en la forma de zonas valladas como en su variable para la suelta controlada. La norma establecerá las condiciones para la utilización responsable y cívica de las Zonas de Esparcimiento Canino (ZEC) y las zonas de suelta controlada que se delimiten.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad