Navarra Digital

LA MADRE SE ENCONTRABA MUY NERVIOSA Y PREOCUPADA

La Policía Nacional interviene a requerimiento de una mujer que temía que a su hija le hubiera sucedido algo en el interior de su domicilio que estaba cerrado por dentro con llave

Valiéndose de una gran escalera se pudo acceder al interior de la casa donde se comprobó que la pequeña estaba dormida y en perfecto estado de salud

              

Imagen
POLICÍA NACIONAL
La Policía Nacional interviene a requerimiento de una mujer que temía que a su hija le hubiera sucedido algo en el interior de su domicilio que estaba cerrado por dentro con llave

La Policía Nacional de Pamplona intervino, en la tarde de ayer, en un servicio humanitario por requerimiento ciudadano.

La Sala del 091 registró la llamada telefónica de una mujer solicitando ayuda policial al ser incapaz de abrir la puerta de su domicilio en el que se encontraba, sola, su hija de trece años de edad .

Una vez en el lugar de los hechos, la madre, en gran estado de preocupación, comunicó a los agentes que temía que a su hija le hubiese sucedido algo ya que no abría la puerta, no contestaba al timbre ni a las reiteradas y continuas llamadas. Además la puerta estaba cerrada con llave desde el interior.

Puesto que los repetidos intentos de los agentes actuantes para abrir la puerta de la casa fueron infructuosos, se solicitó la presencia de una unidad de bomberos. Sin embargo no fue necesaria su intervención puesto que uno de los vecinos del inmueble facilitó a los actuantes una escalera de grandes dimensiones con la que se podía acceder a la vivienda. Los agentes, junto con el hermano de la niña que también se encontraba en el lugar, fracturaron uno de los cristales y accedieron al domicilio.

Una vez en el interior los agentes comprobaron que la pequeña estaba dormida y que cuando despertó, se encontraba en perfecto estado de salud.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad