Navarra Digital

La Policía Nacional y la Policía Municipal de Pamplona detienen en Navarra a cuarenta y nueve personas por su implicación en bandas latinas

Los detenidos son integrantes de las bandas conocidas como BLOOD Y LEALTAD PODEROSA, amparadas en sus respectivas organizaciones con matrices Latin King y Blood

Policía Nacional
Policía Nacional. Cedida
La Policía Nacional y la Policía Municipal de Pamplona detienen en Navarra a cuarenta y nueve personas por su implicación en bandas latinas

La Policía Nacional y la Policía Municipal de Pamplona han detenido a principios de este mes de septiembre en Navarra y Burgos a cuarenta y nueve (49) personas como presuntos autores de un delito de pertenencia a banda organizada.

Las detenciones están relacionadas con la actividad delincuencial de determinadas organizaciones criminales, bajo el prisma de bandas latinas, que han tenido una evolución progresiva alarmante en todo el territorio nacional, no siendo la Comunidad Foral de Navarra una excepción.

Este tipo de delincuencia, que originariamente constituyó un fenómeno nuevo de tipología inexistente en España y referenciada solo en el continente americano, está plenamente afincado en zonas urbanas, no sólo en grandes capitales sino que se ha extendido paulatinamente a ciudades de población más reducida.

La investigación destaca la "multiculturalidad" de los integrantes de las bandas

Un elemento estructural novedoso, es la “multiculturalidad” de sus integrantes. Estas organizaciones, asentadas en Navarra, cuentan entre sus presuntos integrantes, miembros de diferentes orígenes, (Europa, África, América).

En la Comunidad Foral, se constituyen estructuralmente en “CAPITULOS” o “BLOQUES”, bajo la jerarquía de organizaciones criminales afincadas en el todo el territorio nacional constituyendo un peligroso avance en la conformación de dichas estructuras y su afincamiento en Navarra.

En el año 2019, el análisis de la tipología delictiva realizado por el grupo de inteligencia de la Brigada Provincial de Información de Policía Nacional, evidenció que se estaba produciendo un importante aumento de los delitos relacionados con la actividad de estas Bandas, que en un principio parecían corresponderse con delitos individuales, sin relación entre sí.

Sin embargo, del análisis de su tipología se pudo apreciar un nexo común en los presuntos autores, pudiéndose determinar una relación preexistente entre ellos, no solamente en la ejecución de los delitos concretos, sino también en multitud de intervenciones e identificaciones en los últimos dos años, de los diferentes cuerpos policiales que operan en la Comunidad Foral de Navarra.

Los resultados de la inteligencia permitieron diseñar las líneas de investigación a los especialistas operativos, que, en el primer tercio del año 2020, iniciaron un seguimiento más exhaustivo, pudiendo determinar la existencia de varios grupos concentrados en diferentes zonas de Pamplona y comarca, de los que destacaban por su actividad, dos organizaciones principalmente, denominados BLOOD Y LEALTAD PODEROSA, amparadas en sus respectivas organizaciones con matrices Latin King y Blood.

Esta actividad delincuencial ha provocado más de quinientas intervenciones policiales, solo entre Policía Nacional y Policía Municipal de Pamplona, que se han materializado en diligencias y partes de Intervención, con los ahora detenidos, como presuntos integrantes de estas organizaciones.

A pesar de que el tipo de delitos cometidos por este tipo de organizaciones tienen en ocasiones escasa entidad penal generan una considerable alarma social en la ciudadanía por su continuidad en el tiempo y su repetición en las mismas zonas geográficas.

Es en este contexto donde las investigaciones desarrolladas tanto por Policía Nacional a través de su Brigada Provincial de Información de Navarra, como por la Policía Municipal de Pamplona con su Grupo de Investigación, confluyen en mismos objetivos.

Esa estrecha colaboración y la plena y perfecta coordinación entre  ambos cuerpos policiales permitió la confluencia de las diferentes investigaciones en una sola, conformando para ello equipos conjuntos que impulsaran la misma.

A principios de este año 2021 se presentaron las conclusiones policiales al Juzgado de Instrucción Número DOS de Pamplona, que desde el primer momento se hizo cargo de la Operación.

Cuarenta y nueve detenidos tras meses de investigaciones

La explotación operativa tuvo lugar los días 6 y 7 del presente mes, a través de un extenso operativo policial integrado por miembros de la Policía Nacional y de la Policía Municipal de Pamplona, que culminó con la detención de cuarenta y nueve (49) personas en Pamplona y varias localidades de su comarca y también en Mélida (Navarra) y Burgos.

Los detenidos, treinta y uno de los cuales son mayores de edad y dieciocho menores, han sido arrestados como presuntos autores de un delito de pertenencia a Organización Criminal como integrantes de las bandas latinas conocidas como BLOOD Y LEALTAD PODEROSA.

La tipología delictiva de la actividad de sus presuntos miembros es variada, predominando los delitos de amenazas, lesiones, (algunas con empleo de armas blancas y de tal gravedad que pueden calificarse de intentos de homicidio) y reyertas entre los miembros de las diferentes bandas, (muchas de las cuales adoptan la forma de “QUEDADAS” o incluso de “CAZA” del rival).

También ejecutaban robos con fuerza o con violencia, de escasa entidad en cuanto al producto del robo, (zapatillas, cazadoras, móviles…), pero de alta peligrosidad por la violencia que exhiben, dedicándose también al tráfico de sustancias estupefacientes, con especial relevancia en el tráfico de marihuana.

Dada la idiosincrasia de estas bandas podría considerarse la existencia de otro sinfín de delitos que formarían parte de la cifra negra no denunciada por tratarse de los cometidos intra-bandas, o contra otros delincuentes que nunca materializarían una denuncia de su propia actividad.

Intervención de armas de fuego y armas blancas en los diferentes registros

En el transcurso de las detenciones y bajo la dirección del titular del Juzgado de Instrucción se procedió a la práctica de ocho (8) registros donde se intervinieron las siguientes evidencias:

  • Un KALASNIKOV AK-47 de calibre 4,5mm, (balines)
  • Una PISTOLA de calibre 4,5mm, (balines)
  • Una REPLICA de PISTOLA calibre 45
  • Un MACHETE, (tipo selva o cortador de caña)
  • CUATRO CUCHILLOS de diferentes dimensiones, (uno de ellos escondido en una bolsa de guantes de boxeo)
  • Un BATE DE BEISBOLL
  • Material informático-telefónico
  • Sustancia estupefacientes (242 gramos de MDMA, DOS BASCULAS DE PRECISIÓN, MEDICAMENTOS ANSIOLÍTICOS).
  • Varias prendas identificativas de simbología de bandas y dinero en efectivo.

 

La operación continúa abierta, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción DOS de Pamplona, que ha decretado la libertad de los detenidos, con la imposición de medidas cautelares para algunos de ellos, no descartándose nuevas detenciones.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad