jueves. 25.04.2024
El tiempo
Navarra Digital

EL ‘MÉTODO GEOMÉTRICO’ DE PABLO PALAZUELO LLEGA AL MUN

La muestra, comisariada por Gonzalo Sotelo-Calvillo, conservador de la Fundación Palazuelo, reúne más de 130 pinturas, esculturas, dibujos y bocetos, así como libros y otros documentos

Método geométrico. Pablo Palazuelo.
Museo Universidad de Navarra
Método geométrico. Pablo Palazuelo. Museo Universidad de Navarra
EL ‘MÉTODO GEOMÉTRICO’ DE PABLO PALAZUELO LLEGA AL MUN

Como una puerta abierta al taller del artista, la exposición Método geométrico. Pablo Palazuelo, que inaugura este miércoles el Museo Universidad de Navarra, permite acercarse a la figura del artista, uno de los grandes referentes de la Abstracción Geométrica en España, y a su proceso creativo. La muestra, que se exhibe en las salas de la planta -1 hasta el 3 de septiembre, reúne más de 130 pinturas, esculturas, dibujos y bocetos, así como libros y otros documentos, pertenecientes a la Colección Museo Universidad de Navarra y a la Fundación Palazuelo, que colabora en la propuesta. Además, una de las piezas escultóricas pertenece a la galería Freijo de Madrid. El 60% de las piezas no se habían mostrado hasta la fecha.

En la presentación a los medios han intervenido José Rodríguez-Spiteri, presidente de la Fundación Palazuelo; Gonzalo Sotelo-Calvillo, comisario y conservador de la Fundación Palazuelo; y Valentín Vallhonrat, director artístico del Museo Universidad de Navarra junto a Rafael Levenfeld.

“El visitante va a encontrar una ordenación de la obra del artista que integra las piezas de la Colección Museo Universidad de Navarra, procedentes del legado de María Josefa Huarte, en una narrativa coherente, ordenada no de forma cronológica, sino a través de las series de las diferentes obras, en función de cómo es el proceso geométrico que desarrolla”, explica el comisario. En este sentido, se busca, “desde un punto de vista didáctico, explicar o acercar al visitante no solamente la obra terminada, que es la que normalmente se encuentra en una exposición, sino también añadir cuáles son los pasos previos, es decir, los croquis que hacía sobre papel cebolla, bocetos y las pruebas de color que van a acompañar al dibujo o al óleo terminado o bien a la escultura final”.  

            Durante toda su carrera, el artista fue muy celoso de mostrar cuál era su forma de trabajar y esta exposición arroja luz sobre este proceso y exhibe piezas que lo ilustran. “Al principio, cuando Palazuelo dibujaba, no había una relación geométrica entre sus trazos. Lo que hizo durante toda su vida fue buscar frenéticamente una geometría que le sirviera de estructura, como una malla o una rejilla sobre la que colocar los diseños para fijar las reglas del juego, como si fuera un tablero de ajedrez”, explica el comisario.

Sobre el uso del color, apunta que “Palazuelo miraba la parte simbólica de los colores a partir de la alquimia. El libro Opus Magnum propone cuatro etapas del conocimiento, negro, blanco, amarillo verdoso y, finalmente, rojo rubí. Estos colores se ven en casi todas las obras”.

El desarrollo de la carrera artística de Palazuelo y sus experiencias vitales van especialmente de la mano y no pueden obviarse dos viajes clave: uno formativo, que realizó en Oxford para cursar Arquitectura, y su etapa en París: “Del periodo en Oxford proceden, por ejemplo, la exactitud, el rigor en el dibujo y el uso de papeles que son transparentes. Hay muchas obras que son como el espejo: él dibujaba con lápiz graso por un lado, le daba la vuelta, pasaba un punzón y se quedaba impregnado en el otro dibujo. Así, el original y el boceto son iguales pero vistos en un espejo. En París conoce a Chillida, Calder, Miró, Giacometti, Braque… Es la capital cultural europea en esa época. Y es ahí donde empieza a intentar buscar los cimientos teóricos, recorriendo las librerías de antiguo. Por un lado, está marcado por la geometría y, por otro, intenta conciliar una visión occidental, racionalista, científica, con una visión oriental, mística, que, sin embargo, eran como dos caras de la misma moneda, que se podían llevar bien. Sin estos dos viajes no se entiende su obra”.

Además, en el caso de Palazuelo la abstracción geométrica viene propiciada por su intento de acercarse a la fuerza de la naturaleza, que se descompone en formas geométricas perfectas. “Él consideraba que arte no es reproducir lo visible, sino hacer visible e intentar hablar de las fuerzas o energías de la naturaleza que no son visibles, plasmándolas por medio de una forma gráfica”.

EL ARTISTA

Pablo Palazuelo (Madrid, 1916 - Galapagar, 2007) fue un pintor y escultor español. Estudió Arquitectura en Madrid y en el Royal Institute of British Architects de Oxford. Tras cultivar brevemente un estilo neocubista continuador de Picasso y Braque, comenzó a interesarse por la obra de escultores como Naum Gabo y Anton Pevsner y por la pintura de Paul Klee, que le influyó profundamente.

Sus primeros dibujos abstractos, fechados entre 1947 y 1948, se publicaron en revistas de poesía. En 1948, se instaló en el Pabellón Español de la Ciudad Universitaria de París, becado por el Instituto Francés, donde coincidió con el escultor vasco Eduardo Chillida y, dos años después, su obra se presentó en exposiciones colectivas e individuales. En 1954, comenzó a desarrollar una faceta escultórica que alcanzó su mejor momento en la década de los años 70. En 1969, regresó a España, donde se instaló primero en Monroy (Cáceres) y luego en Galapagar. Fue galardonado con la Medalla de Oro de las Bellas Artes en 1982. En 2004, recibió el Premio Velázquez del Ministerio de Cultura español.     

Autor: Pablo Palazuelo

Comisario: Gonzalo Sotelo-Calvillo

Producida por: Museo Universidad de Navarra

Con la colaboración de: Fundación Palazuelo

Fechas: 29 de marzo – 3 septiembre 2023

Lugar: salas expositivas planta -1

Piezas: 133 pinturas y esculturas

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad