sábado. 15.06.2024
El tiempo
Navarra Digital

La Universidad de Navarra recibe su primera beca perpetua de parte de un alumni de Tecnun-Escuela de Ingeniería

El convenio entre la Universidad y Bruno Bernal, antiguo alumno de Tecnun, da lugar a la Beca BAN EOSOL Bruno Bernal

La rectora María Iraburu entrega una placa conmemorativa a Bruno Bernal, antiguo alumno de Tecnun-Escuela de Ingeniería. Universidad de Navarra
La rectora María Iraburu entrega una placa conmemorativa a Bruno Bernal, antiguo alumno de Tecnun-Escuela de Ingeniería. Universidad de Navarra
La Universidad de Navarra recibe su primera beca perpetua de parte de un alumni de Tecnun-Escuela de Ingeniería

Bruno Bernal, natural de Córdoba y antiguo alumno de Tecnun-Escuela de Ingeniería ha firmado un convenio con la Universidad de Navarra por el que dona la primera beca perpetua de un antiguo alumno para la Campaña 75 becas para el 75 aniversario de la Universidad. El objetivo de esta campaña es captar 15 millones de euros adicionales para el fondo de Becas Alumni en los próximos cinco años, coincidiendo con el 75 aniversario del centro. Con esta cantidad se podría dotar 75 becas, por un importe medio de 7.500 euros. 

La rectora de la Universidad de Navarra, María Iraburu, agradeció a Bernal su gesto hacia el centro académico: “Al construir un edificio, el momento de romper el suelo es importante. Esta es la primera piedra, estamos construyendo un nuevo edificio gracias a ti”. 

La beca se ha denominado “Beca BAN EOSOL Bruno Bernal”. Bruno Bernal es CEO de EOSOL, un grupo de empresas de servicios de ingeniería con presencia en más de 45 países. Bernal cuenta que si él mismo no hubiese recibido una beca, hoy no se encontraría donde está: “Tuve la grandísima suerte de recibir una beca de la Universidad de Navarra. Me siento muy afortunado y honrado por haber empezado sin nada y hoy poder hacer esta donación y así devolver lo que en su día me dieron”, afirma. “Estoy convencido de que en la vida hay que dar antes de recibir, hay que trabajar antes de cosechar y, por tanto, ahora quiero iniciar, con mucho esfuerzo y sacrificio, un camino para que otros alumnos que como yo puedan estudiar en la Universidad. Estoy firmando esta donación con el objetivo de iniciar un camino que espero que se vuelva tradición”. 

“Estas ayudas reciben el nombre de becas Perpetuas porque cuando el estudiante termina sus estudios, la beca pasa a otro alumno. Este carácter perpetuo asegura la recurrencia y perdurabilidad del impacto”, explica Javier Ortega, director del servicio de Desarrollo de la Universidad.  

El Programa Becas Alumni se puso en marcha en 2003, con el fin de que los estudiantes pudieran cursar sus estudios en la Universidad de Navarra con independencia de su situación económica. Se sostiene gracias a la aportación de antiguos alumnos, amigos de la Universidad, empresas y de otras personas e instituciones que creen en el proyecto del centro académico. “Desde la creación del Programa Becas Alumni, más de 1.900 universitarios han cursado sus estudios gracias a los 39,6 millones de euros que han aportado 17.371 personas y 51 empresas”, añade Javier Ortega, director del servicio de Desarrollo de la Universidad de Navarra.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad