Navarra Digital

ÑOQUIS DE CALABAZA

Por unos grandes amigos uruguayos conocí esta bonita costumbre, los ñoquis del 29, que también está arraigada en otros países además de Uruguay, como son Argentina y Paraguay. Estos países tienen enorme influencia italiana que se nota no solo en parte de su cultura vital, sino que quedó marcada en su gastronomía. Es tradición y costumbre comerlos el día 29 de cada mes. Como curiosidad se deja dinero, plata como dicen allá, en forma de billetes o monedas, debajo del plato de ñoquis que representa el atraer la buena suerte para los comensales. 

 

undefined
ÑOQUIS DE CALABAZA. INTOLERANCIASMIL
ÑOQUIS DE CALABAZA

El origen de esta costumbre se dice provenir de San Pantaleón, que anunció un año de bonanza, un 29 de julio como cuenta la leyenda, en agradecimiento a unos campesinos que lo acogieron y convidaron a comer, en una parada de su peregrinación por el Norte de Italia predicando el cristianismo.

La parte tal vez más complicada de esta sencillísima receta es el darle las características estrías a los ñoquis. Para hacerlo hay varias maneras, y siempre estará el debate de si rallas verticales u horizontales. Yo me ayudo de la clásica tablita que se usa para elaborarlos. Las hay de varios tipos y son muy económicas. Si no disponéis de una la alternativa es hacerlo con un tenedor. Por último, está la opción fácil de simplemente hacer unas bolitas y cocerlas tal cual.

RECETA

-INGREDIENTES

  • Medio kilo de calabaza.
  • 1 huevo.
  • 150 gr. de harina de arroz.
  • 75 gr. de queso rallado o en polvo al gusto.
  • Un trozo de queso gorgonzola
  • Un puñado de rúcula.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Cebollino.
  • Un chorro de lima.
  • Una piza de sal.

Como salsa de ñoquis yo elegí una hecha con queso gorgonzola, que es un queso no curado que es sin lactosa y que es maravilloso de rico, y rúcula que es muy aromática. 

Para hacer el FALSO PESTO solo tenéis que meter en un vaso para batir:

  • un trozo de gorgonzola (dos dedos o tres de ancho).
  • un buen puñado de rúcula.
  • Un par de cucharadas de aceite de oliva
  • Un buen chorro de limón, o lima como fue mi caso. 
  • Podéis añadir algún fruto seco, como anacardos tostados, nueces

Simplemente, lo batimos todo junto hasta que sea homogéneo.

PREPARACIÓN

Cocinamos la calabaza al horno o al microondas, hasta que esté blandita, unos 10-20 minutos. 

Aplastamos con un tenedor o la procesamos con una minipiner (mixer).

Hacemos un volcán con la harina y echamos el resto de ingredientes al medio.

Vamos mezclando hasta formar una bola. 

Si vemos que queda muy líquida podemos añadir un poco más de harina, pero con cuidado porque si secamos mucho la masa saldrán los ñoquis demasiado correosos. 

Cortamos la masa en varias partes y hacemos un rulo con cada una de ellas. 

Procedemos con un cuchillo o algo similar a cortar los ñoquis. 

Hacemos un bolita con cada trocito de masa. 

Pasamos los ñoquis por el molde para que tengan su forma típica. 

Si no tenemos uno podemos hacer la forma con un tenedor. 

Echamos los ñoquis en agua hirviendo con sal y los metemos unos minutos hasta que floten. 

Probad el punto de cocción y si todavía no están dejadlos unos minutos más.

Los ñoquis se pueden congelar, antes de cocerlos, perfectamente y podemos disponer de ellos en cualquier momento. Para cocinarlos después simplemente se tiran directo al agua hirviendo y ¡Listo!

Para congelarlos no podemos hacerlo en bloque porque se pegarían unos con otros y quedaría un bloque de ñoqui, así que con ayuda de una bandeja disponemos los ñoquis uno a uno separados y congelamos. 

Pasada una media hora o tres cuartos de hora ya podemos ponerlos en una bolsita para congelar y tenerlos siempre hechos para comer. 

Podéis encontrar más información y recetas en mi InstagramFacebook y en mis blogs:

https://intoleranciasmil.com

https://elplanetadelossines.com

 

Aroa I.M.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad