jueves. 13.06.2024
El tiempo
Navarra Digital

Más presión

MÁS PRESIÓN. Cedida
MÁS PRESIÓN. Cedida
Más presión

Puede ser pura coincidencia… pero me huele que no.

Es demasiada coincidencia en el tiempo que se esté alentando la bicha aviar (que viene el lobo, que viene el lobo…) y que a pocos días se inaugure la 77ª Asamblea Mundial de la Salud, en la que se votarán los dos documentos sobre emergencias sanitarias que la OMS quiere sacar adelante a toda costa. 

Huele a una maniobra orquestada para presionar a las naciones dubitativas a la hora de darle al botoncico verde cuando llegue el momento de votar.

Siguen promocionando el miedo, ahora con la aparición del virus aviar en granjas de vacuno norteamericanas, aunque la afectación sea tratable y leve.

Están tratando por todos los medios posibles de sabotear el consumo de carne y no sólo en los EEUU de Norteamérica. En nuestra piel de toro ya la cosa comenzó con la integración de nuestro país en el conglomerado europeo de comercio, la bajada de pantalones de Maastricht.

Una condición práctica del acuerdo fue reducir la cabaña lechera para al final tener que importar nosotros los lácteos que les sobraban a los socios más antiguos.

Nuestro particular «cuento de la lechera» fue que España iba a ser el granero de Europa. Que se lo pregunten ahora a los agricultores españoles, que están viendo cómo se les aprieta las clavijas con normas y restricciones y, en cambio, se permite la importación de productos agrícolas de países terceros en los que no se exigen las medidas aquí contempladas.

Por no hablar de los incentivos de la administración del Estado (recogidos en el Boletín Oficial del Estado) desde el año 2004 para que se arranquen plantaciones. En el BOE de 12 de mayo de 2023 consta una modificación de la Ley 27/2014 de 27 de noviembre sobre el impuesto de sociedades.

Con esta modificación se ponen las condiciones siguientes para recibir ayudas de la PAC:

1. Abandono definitivo del cultivo del viñedo.

2. Prima al arranque de plantaciones de manzanos.

3. Prima al arranque de plataneras.

4. Abandono definitivo de la producción lechera.

5. Abandono definitivo del cultivo de peras, melocotones y nectarinas.

6. Arranque de plantaciones de peras, melocotones y nectarinas. 

7. Abandono definitivo del cultivo de la remolacha azucarera y de la caña de azúcar.

8. Ayudas a los regímenes en favor del clima y del medio ambiente (ecorregímenes).

Algo parecido está sucediendo en EEUU. Vi hace ya varios años diversos vídeos en los que agricultores norteamericanos mostraban ante las cámaras, con gran dramatismo, la orden de arrasar sus cosechas para poder recibir ya no me acuerdo qué ayuda o contraprestación. 

También hubo órdenes de verter combustible en las cunetas de los caminos con la finalidad de equilibrar los precios del petróleo. Esto me recuerda al vaciado y demolición de presas y embalses en nuestro país en época de sequía. Todo un despropósito que llevó a Cataluña recientemente a rogar al cielo para que lloviera a fin de poder evitar las restricciones de agua a la población.

Volviendo al anterior tema, están promoviendo la escasez de alimentos por todos lados. Pero a la vez se sabe que el perejil de todas las salsas, el ínclito Bill Gates, tras la compra masiva de terrenos de cultivo en su país, se ha convertido allá en el mayor propietario de tierras. ¿Con qué finalidad? Me imagino que no será para preparar su jubilación con una huertica.

Me viene a la memoria la inauguración de aquel almacén de simientes de Spitsbergen que se construyó en 2008 en las islas noruegas de Svalbard, en el océano Ártico. Bajo los auspicios de la corona noruega, la élite (los Gates, Rockefeller, Monsanto…) apostó por preservar ejemplares de todas las semillas del mundo por si en algún momento sucediera algún cataclismo y la humanidad se quedara sin semillas.

Lagarto, lagarto. Es que no dan puntada sin hilo.

Volviendo al tema inicial, ya las empresas farmacéuticas están en la labor de fabricar una ingente cantidad de vacunas actualizadas frente al virus de la gripe aviar. El depósito de vacunas frente al H5N1 que posee la FDA en la actualidad corresponde a cepas antiguas y son de escasa efectividad.

Lo vengo diciendo en muchas ocasiones: estamos inmersos en la cultura de la vacunación frente a cualquier bicho que aparezca en las noticias, sea en su forma natural o en la mejorada (vía laboratorio). Por supuesto que todo ya va a estar manufacturado con la innovadora plataforma del ARNm de ya triste memoria, sin ninguna garantía de seguridad ni eficacia a corto, medio ni largo plazo.

Y claro, no puede faltar en los ingredientes de este guiso al «pil-pil» la participación de los medios de comunicación generando y promoviendo el ambiente de temor necesario para que la población teleadicta se ponga en las colas pidiendo recibir cualquier producto que les digan que es «seguro y eficaz».

¡Atención! Mantengamos todos nuestros sentidos atentos a cualquier intento de manipulación informativa que nos venga tanto de los medios como de los gobiernos y crucemos dedos para que despunte algo de sentido común durante la 77ª Asamblea Mundial de la Salud en Ginebra, Suiza.

Salud para ti y los tuyos.

Silvano Baztán Guindo
Silvano Baztán Guindo
 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad