domingo. 23.06.2024
El tiempo
Navarra Digital

Salud del Gobierno de Navarra financia con otras instituciones un programa para la prevención del cáncer de cérvix en el Congo

La profesora de la Universidad de Navarra Silvia Carlos ha viajado a Kinshasa para impulsar el proyecto “Elikia”

La profesora Silvia Carlos en el centro de Salud Eliba con parte del equipo de enfermería y laboratorio implicado en el programa. Universidad de Navarra
La profesora Silvia Carlos en el centro de Salud Eliba con parte del equipo de enfermería y laboratorio implicado en el programa. Universidad de Navarra
Salud del Gobierno de Navarra financia con otras instituciones un programa para la prevención del cáncer de cérvix en el Congo

La Dra. Silvia Carlos, profesora titular del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra, ha viajado a Kinshasa para dar nuevos pasos en la puesta en marcha del programa “Elikia” de prevención de cáncer de cérvix. En la República Democrática del Congo, el cáncer de cuello de útero o cáncer de cérvix,  junto con el cáncer de mama, es el cáncer que más muertes causa entre las mujeres de ese país del corazón de África. A pesar de ello “las estrategias preventivas están poco presentes en el país. Un alto porcentaje de personas inicia precozmente las relaciones sexuales, refiere múltiples parejas sexuales u otras conductas de riesgo lo cual  favorece la infección por el virus del papiloma humano (VPH), causante de este cáncer”, explica la profesora Silvia Carlos.

El proyecto “Elikia”, esperanza en lingala, empezó a gestarse en 2017 de la mano del Dr. Luis Chiva, director del Departamento de Ginecología y Obstetricia de la Clínica Universidad de Navarra, quien ha viajado al Congo en períodos estivales con grupos de estudiantes de Medicina y Enfermería de la Universidad de Navarra.

Durante estas estancias demostraron que “de una manera muy sencilla y económica podía realizarse el diagnóstico precoz de cáncer de cérvix: sólo hacía falta unas gotas de ácido acético (vinagre) y de lugol (betadine) que permiten visualizar posibles lesiones precancerosas en el cuello del útero y su tratamiento”, comenta la profesora Silvia Carlos.

“Este año gracias a la financiación por parte del Departamento de Salud del Gobierno de Navarra, de la Fundación de Amigos de Monkole, ONAY y la generosidad de muchas personas, podemos incorporar nuevos avances al proyecto. El diagnóstico precoz no va a limitarse a las campañas que se venían realizando anteriormente, sino que se quiere implantar un programa establecido en la rutina de Atención Primaria del Hospital Monkole y sus cuatro centros de salud distribuidos por toda la región de Kinshasa”.

Otra de las novedades que incluye este programa es la posibilidad de realizar un test de VPH en una muestra vaginal recogida por la propia paciente y tener los resultados en una hora “lo que permitirá que las mujeres de la ciudad y de la zonas rurales se vayan no solo con el diagnóstico realizado sino también con el tratamiento local de las lesiones precancerosas, en caso de presentarlas” relata Silvia Carlos.

Para la profesora de la Universidad de Navarra, este viaje a Kinshasa ha sido especial tanto en su dimensión médica pues han podido avanzar con el programa “seguramente no todo lo deseado, pero los tiempos y dificultades en África son diferentes y hay que adaptarse” como desde una perspectiva social y personal. “He pasado muchas horas observando: cientos de personas por todas partes, muchas de ellas sin casi nada para vivir, y sin nada o nadie a lo que agarrarse”.  

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad