Navarra Digital

Sufres más cuando vives aparentando ser quien no eres

caricature-4804609_1920
Sufres más cuando vives aparentando ser quien no eres. IMAGEN DE ARCHIVO
Sufres más cuando vives aparentando ser quien no eres

¿Por qué pasas la vida pretendiendo ser quien no eres? No es de extrañarnos ver en redes sociales a un montón de personas que suben fotos con hartos filtros, o que postean incansablemente todo lo que hacen: en dónde comen, qué marcas visten, y hasta un cuerpo muchas veces artificialmente torneado.


No es que sea malo el publicar en redes una parte de nuestras vidas, pero que nuestra vida y "felicidad" dependan de ello, sí es un asunto hasta psicopatológico. Recientemente se ha desatado una ola creciente del Trastorno Límite de la Personalidad (TLP por sus iniciales), mismo que se apodera cada vez más de las nuevas generaciones, sobre todo, de aquellas personas que buscan constantemente la aprobación de otros para poder aprobarse a sí mismos.


La angustia que genera el sentirnos menos que los demás es gravísima, de hecho puede conducirnos a la enfermedad mental, a la esquizotipia, principalmente por una carencia de amor propio que se refleja en la constante necesidad de reconocimiento por parte de otros, a veces de forma compulsiva.


Vivir de apariencias es un problema serio. Con tal de encajar en determinada clase social o estereotipo de belleza, hay muchas personas que ponen en riesgo su salud física y mental, así como su economía misma. Muchas personas prefieren endeudarse para adquirir un teléfono móvil de alta gama, con tal de presumirlo en las selfies frente al espejo. Otras personas se someten a riesgosos tratamientos "milagro" para ganar musculatura o perder peso sin esfuerzo, más que por salud, por la necesidad de obtener likes en sus redes.


Además de engañar, las apariencias nos "comprometen" con los demás y nos alejan de nosotros mismos; en ocasiones nos hacen caer en una cruel autoexigencia que sólo alimenta nuestro ego, pero deja hambrienta a nuestra autoestima. Lo anterior supone un peligro para nuestra salud mental, pues las apariencias que en ocasiones nos hacen sentirnos "superiores" o por lo menos "suficientes", pueden llegar a costarnos la vida misma.


No seas presa de tu ego (vanidad), antes bien, libérate de éste para que puedas desarrollar tu autoestima.


 

Psicólogo Enrique Pacheco

Universidad de Guadalajara, México

#VenATerapia

https://www.psicologoenriquepacheco.com/

https://www.facebook.com/Psic.EnriquePachecoOficial

@Psic.EnriquePachecoOficial  

 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad