domingo. 26.05.2024
El tiempo
Navarra Digital

Roberto Martil amplía su contrato como jugador y ocupará el cargo de segundo entrenador de Osasuna Magna

Roberto Martil.
XOTA C. A. OSASUNA MAGNA
Roberto Martil. XOTA C. A. OSASUNA MAGNA
Roberto Martil amplía su contrato como jugador y ocupará el cargo de segundo entrenador de Osasuna Magna

Roberto Martil y el Club Deportivo Xota han alcanzado un acuerdo para que el capitán de Osasuna Magna continúe un año más en la entidad de Irurtzun. Se trata de una temporada atípica para el navarro, ya que sigue recuperándose de su grave lesión de rodilla. Además, durante la campaña 23/24 compaginará sus funciones de jugador con las de segundo entrenador en apoyo a Miguel Hernández.

«Ambas partes teníamos claro que íbamos a renovar, aunque es un hándicap empezar lesionado. Tengo plena confianza en mí mismo y en el cuerpo médico. Esperemos que me pueda recuperar antes o después, con calma, recuperarme bien y volver a las pistas, que es lo que más me gusta», afirma en declaraciones al club.

En cuanto a su nueva faceta con el primer equipo, Roberto confiesa que no le hizo especial ilusión en un primer momento, pero que tras hablarlo con el club acabó accediendo y ahora se encuentra motivado con poder ayudar desde el banquillo: «Es una parte nueva para mí, algo que ni mucho menos tenía pensado. Al principio no me hacía mucho a la idea, no me gustaba mucho la idea pero le hemos ido dando forma… Es verdad que Miguel necesitaba una persona de su confianza, cercano a él y es complicado siempre encontrar una persona así. Entre la directiva y Miguel hablaron conmigo y aunque yo no estaba muy confiado en esa idea, al final ha surgido así. Creo que también es algo nuevo para mí, algo de lo que voy a aprender. Está claro que voy a estar una temporada larga fuera de los terrenos de juego y si puedo echar una mano en esta faceta espero hacerlo lo mejor posible».

Si ahora le resulta nuevo su papel en el primer equipo, más se le hará cuando pueda volver a jugar. Lo afronta con cierto humor, pero sabedor de que tendrá que dejar las cosas claras dentro del vestuario: «Cuando vuelva a jugar ahí sí que será raro. Habrá que tener una charla larga y dejar las cosas claras con todos los compañeros. Que sepan que lo hago sobre todo por ellos, por echarles una mano a ellos y al club. A ver cómo sale… Está claro que ya me tienen exprimido porque Miguel ya me está llamando muchas veces al día, estamos planificando la temporada y es algo nuevo de lo que ya, desde ya, estoy aprendiendo muchísimo. Estoy contento y con ganas de esta nueva experiencia», insiste el capitán de Osasuna Magna.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad